Gabriel Yorio González, subsecretario de Hacienda, instó al Senado de la República a no reducir el superávit primario más allá del nivel del 0.7% del Producto Interno Bruto (PIB) y tampoco a presionar más los ingresos fiscales, pues ya se cuenta con poco margen de maniobra y no se enviaría un mensaje adecuado a los mercados e inversionistas.

“La Ley de Ingreso de la Federación (LIF) tiene poco margen de maniobra para ajustes (…) Nos gustaría que el superávit primario se mantuviera en el nivel propuesto; creemos que, si se reduce, la señal a los mercados en términos de deuda no sería adecuado”, expuso al comparecer ante las Comisiones de Hacienda y Crédito Público y Estudios Legislativos del Senado de la República.

Yorio González comentó que las iniciativas que presentaron los diputados en la LIF estaban relacionadas con tratar de optimizar el nivel de recaudación y de ingresos que pudiera obtener la Federación.

“Pero, me gustaría resaltar que hay poco margen para tratar de presionar los ingresos. En un ejercicio de manejo de gestión financiera, la Tesorería y el presupuesto son prácticamente un espejo, por cada operación de presupuesto tiene que haber una en Tesorería”.

Desde su perspectiva, “estamos en un momento en que poner más números a la LIF no se traduciría precisamente en pesos sonantes en la Tesorería, entonces, creo que en un ejercicio de responsabilidad fiscal, nos gustaría que la LIF se mantuvieran en los rangos que enviamos”.

Recordó que en los Pre-Criterios Generales de Política Económica 2020, se propuso un nivel de superávit de 1.3% del PIB, pero se decidió ajustar a 0.7% para tener mayor holgura en el gasto.

No obstante, aseguró que ya no se puede reducir más este nivel como se propuso por algunos diputados del PT para que el gobierno pudiera disponer de mayores recursos para destinarlos a inversión.

Insistió en que reducir más el superávit primario implicaría que el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público —el nivel más amplio de deuda— el cual estiman cierre en 45.6% del PIB. “No sería una buena señal presionar el nivel de deuda”.

Con respecto a las propuesta de los diputados de regularizar los autos chocolate, el funcionario consideró que no envía una buena señal al sector industrial automotriz y tampoco generaría un impacto en la propuesta de la LIF.

En tanto, a la propuesta de modificar la Ley Federal de Derechos para cobrar el uso de agua al sector pecuario y agricultor, comentó que fue una propuesta de los diputados y que fue analizada por la SHCP y se concluyó que no afectaría a los pequeños productores.