Para el gobernador del Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León, las reducciones en calificaciones y perspectivas crediticias del país y de Petróleos Mexicanos (Pemex), realizadas recientemente por algunas agencias, es un claro factor de riesgo que debe ser atendido.

Durante su participación en la Reunión Nacional de Consejeros Nacionales 2019 de BBVA México, el banquero central mencionó que hoy existe más incertidumbre respecto a lo que ocurrirá con la actividad económica.

“Claramente hemos tenido una desaceleración económica mayor a la que anticipábamos, pero todavía es fácil extrapolar con mucha claridad qué va a pasar en los siguientes trimestres en cuanto al ritmo de la actividad económica. Es decir, la incertidumbre respecto de la actividad económica es mayor”.

El funcionario destacó que el tema de las calificaciones es un factor de riesgo que debe atenderse. “Es algo que ya ha pasado y se ha sabido hacer frente. Esperamos que sea el caso y no sea un factor mayor de preocupaciones hacia adelante”.

Díaz de León señaló el deterioro en la calificación de la deuda del país o de Pemex,como uno de los riesgos para el escenario del crecimiento, además de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, la negociación del T-MEC, y el tema de los aranceles.

Asimismo, afectaciones al mercado financiero internacional y afectaciones a la inversión o al consumo.

“En el horizonte de pronóstico, el balance de riesgos para la actividad económica se ha tornado más incierto y mantiene un sesgo a la baja”, expuso.

Corregir problemas estructurales

En cuanto a los factores que generarían un alza en los pronósticos de crecimiento, el gobernador del Banxico enfatizó el que se formalice el T-MEC; un mayor crecimiento al esperado de la producción industrial en Estados Unidos, y un dinamismo de la demanda agregada mayor a lo previsto.

El funcionario detalló que otras variables que pudieran obstaculizar la economía en los próximos meses, de acuerdo con el resultado de la encuesta a analistas, son: el tema de la inseguridad, la incertidumbre política, la corrupción, impunidad y falta de Estado de Derecho.

De esta manera, consideró que es importante corregir problemas estructurales e institucionales que le han impedido a la economía alcanzar mayores crecimientos y mayor productividad, tal es el caso de robustecer el Estado de Derecho, y políticas que impulsen un adecuado funcionamiento macroeconómico.

“Hay que seguir manteniendo un marco macroeconómico sólido, y eso implica la combinación de finanzas públicas, política monetaria y un sistema financiero robusto y capaz de resistir choques”, explicó.

También refirió que otro gran reto es promover mayor inversión.

En cuanto a los riesgos para la inflación, el banquero central comentó que están las presiones al tipo de cambio por factores externos o internos; mayores presiones en los precios de los energéticos o en los productos agropecuarios; un escalamiento de medidas proteccionistas, y el deterioro en las finanzas públicas.

“La verdad es que entre los elementos de riesgo o que podrían presionar a la baja la inflación destacan dos: el primero es que las condiciones de holgura en la economía se amplíen más de lo previsto, es algo que estamos monitoreando de manera estrecha, y que se registren menores presiones en los precios de algunos bienes, incluidos en el subíndice no subyacente”.

Expuestos a ataques cibernéticos

Por otra parte, el gobernador del Banxico dijo que el sistema financiero está expuesto a riesgos de ataques cibernéticos, y hay la certeza de que habrá ataques como ya los ha habido en algunas entidades.

No obstante, precisó que hoy el sistema en general está en mucho mejor posición de la que se encontraba hace algunos años.

Pese a ello, insistió en que las instituciones financieras deben incorporar el tema de la ciberseguridad desde el gobierno corporativo, además de invertir más en las áreas de tecnologías de la información.

“Hemos hecho obligatorio que las instituciones tengan un encargado de ciberseguridad. Tenemos protocolos, estamos mejor preparados. Esto (sin embargo) es una carrera que no se debe decir que ya se llegó. Es un esfuerzo permanente, porque desgraciadamente los hackers utilizan información de punta. Uno está expuesto quiera o no y requiere de esfuerzo”, manifestó.

[email protected]