La Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) reunida el viernes en el Distrito Federal, destacó que los apoyos contra la sequía anunciados por el gobierno federal no han fluido a pesar de la emergencia en la que se encuentran 19 estados.

A pesar de que se anunciaron programas por 34,000 millones de pesos, los recursos están tardando mucho en llegar a los estados, y más aún a los municipios.

De acuerdo con Jorge Herrera Caldera, gobernador de Durango y presidente de la Comisión de Agua de la Conago, si bien ha habido buena voluntad de las autoridades, esto no se ha reflejado en una mejora para las entidades afectadas por el fenómeno natural.

No queremos que nos gane la inmovilidad producto del burocratismo de los tres órdenes de gobierno, y entonces en esos meses críticos estemos lamentando nuestra inactividad y el no ponernos las pilas para actuar ahorita. Siento que ya vamos demasiado tarde , manifestó.

Durante los trabajos de la Segunda Reunión Extraordinaria de la Comisión del Agua de la Conago, Herrera Caldera advirtió que lo peor está por venir .

La reunión fue presidida, además de Herrera Caldera, por los gobernadores de Chihuahua, César Duarte, y de San Luis Potosí, Fernando Toranzo.

César Duarte comentó que ha sido necesario sacrificar casi 500,000 reses en el estado ante la escasez de agua. A ello se debe sumar, dijo, que más de 500,000 hectáreas siniestradas en la entidad han dejado de sembrar maíz, fríjol y avena.

estados@eleconomista.com.mx