La recuperación económica de México dependerá de un menor riesgo sanitario y la reconexión de las cadenas de suministro que hoy están fracturadas, advirtió la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena.

De acuerdo con la funcionaria, la incertidumbre sobre la evolución de la pandemia también ha llevado a la industria aérea a la peor crisis de su historia, frenando un segmento determinante para el desarrollo económico de México y de los demás países de la región.

En videoconferencia, para presentar el 6º Informe Especial Covid-19, la funcionaria detalló que “el colapso del turismo arrastra las exportaciones del sector servicios”.

“Dependerá de cómo los países vayan consiguiendo pasar de una etapa de cuarentenas a una de menor riesgo sanitario y control de la pandemia; también dependerá de la demanda internacional, sobre todo de Estados Unidos, de la propia región, de Europa y de China”, resaltó.

Desde Chile, sede de la Comisión, explicó en videoconferencia que es determinante “atenuar la pérdida del tejido empresarial y la reprimarización de la estructura productiva”. Hizo un llamado para “emprender acciones que permitan reducir costos logísticos internos y generar servicios de valor”.

Estimó que el valor de las exportaciones de la región caerá 23% este año, con lo que se tendrá el peor desempeño en 80 años. Y el valor de las importaciones caerá 25%, la mayor contracción en 40 años.

Consignó que para favorecer la recuperación económica, se deben instrumentar al mismo tiempo políticas que promuevan la inversión, la interoperatividad y la integración regional.

Sin dilemas

La funcionaria explicó que “no hay dilema entre salud y economía, primero la salud y para ello es muy importante contener el contagio, para salvar vidas y para reactivar la economía”.

De acuerdo con ella, “sin contención del contagio no habrá recuperación verdadera y a lo largo del mundo vemos que si no hay un control, aperturas apresuradas pueden convertir la situación en una más dramática”.

Bárcena destacó que la recuperación en América Latina y el Caribe será lenta, pero sugirió una apertura en fases que permita fortalecer la demanda y el consumo.

La funcionaria explicó que en esta pandemia, ha quedado expuesta la vulnerabilidad de la región a los insumos médicos y medicamentos del exterior, pues solo producimos 4% de estos insumos.

Llamó a tomar esta evidencia para crear cadenas productivas en las industrias farmacéuticas, y un mercado común digital que llevaría a una modernización rápida por regiones y subregiones, lo que ayudaría a hacer más resiliente a la región.

La funcionaria dijo que es un buen momento para agilizar la integración regional para tener una comunicación en menos desventaja con China, Estados Unidos y la Unión Europea.

Contracción de EU, el reto

Desde Santiago de Chile, en el sexto análisis que desarrollan los expertos de Cepal desde que se declaró la llegada de la pandemia a la región, destacó que la histórica contracción de Estados Unidos en el segundo trimestre, es todo un reto para la región.

Bárcena recordóque los países de la región sufrieron un desplome de 50% en el turismo que también arrastrará a las exportaciones de servicios, especialmente del Caribe, mientras que el comercio intrarregional mostrará una fuerte contracción de 34%, especialmente de las manufacturas.

[email protected]