Los pedidos industriales de Alemania repuntaron moderadamente en mayo, lo que se suma a las expectativas de una recuperación lenta y dolorosa de la pandemia del Covid-19. Los temores a una lenta recuperación se vieron agravados por una encuesta del instituto económico Ifo, que muestra que 21% de las empresas teme que la pandemia pueda obligarlas a cerrar.

Alemania ha soportado la pandemia mejor que otros grandes países europeos, registrando menos muertes por Covid-19, y su economía se ha mostrado relativamente resistente a más de seis semanas de confinamiento gracias a generosos paquetes de estímulo y la decisión de mantener abiertas las fábricas y los sitios de construcción.

Los pedidos industriales crecieron 10.4% durante el mes en que las restricciones se levantaron, casi un tercio menos de lo previsto en una encuesta de Reuters. La recepción de pedidos fue 30.8% menor que en febrero, antes de que se impusieran medidas de confinamiento para frenar la propagación del coronavirus, y casi 30% más débil que en mayo del 2019.

El gobierno espera que la economía se contraiga 6.3% este año, lo que sería su recesión más profunda desde la Segunda Guerra Mundial. (Reuters)