El inminente recorte al gasto público podría ser hasta por 150,000 millones de pesos, podría impactar a la inversión y no sólo al gasto corriente, y también podría afectar a las aportaciones de los estados y municipios, consideraron especialistas del sector privado.

En un entorno de volatilidad y con la pronunciada caída de los precios del petróleo, el recorte al gasto por parte del gobierno será un alivio para las finanzas públicas y mandará una señal de estabilidad para los inversionistas, aseguró Héctor Villarreal, director general del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

Calculó que el recorte del gasto público puede ser de hasta 150,000 millones de pesos, y se hará en rubros como el gasto corriente pero también en inversión. Incluso, agregó, no hay que descartar la posibilidad de que proyectos como el Tren de Alta Velocidad México-Querétaro se quedaran en el tintero.

El recorte al gasto ya era algo necesario, pero no es necesariamente algo malo, puntualizó Villarreal.

El presupuesto aprobado para este año por el Congreso fue de 3.7 billones de pesos, de los cuales 2.8 billones corresponden a gasto corriente.

Desde junio del 2014 a la fecha, el precio de la mezcla mexicana pasó a presentar un desplome de 62.3%, al pasar de 102.4 dólares por barril a 38.59 dólares, ayer, y respecto del precio aprobado en la Ley de Ingresos de la Federación del 2015, de 79 dólares por barril, registra una caída cercana a 50% comparado con el cierre de ayer.

Tijeretazo a gasto corriente?e inversión

Por su parte, Mariana Campos, coordinadora de Gasto Público y Transparencia de México Evalúa, explicó que el recorte aplica a los ramos administrativos y generales; así como a las aportaciones de estados y municipios (Ramo 33).

De acuerdo con el artículo 21 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, en caso de que el gobierno federal recurra a un recorte al gasto público, los primeros ajustes deben hacerse en gasto a comunicación social, gasto administrativo no vinculado directamente a la atención de la población, así como al gasto en servicios personales, prioritariamente en las erogaciones por concepto de percepciones extraordinarias.

Diego de la Mora, coordinador de Presupuesto y Políticas Públicas de Fundar, mencionó que el gobierno debe considerar el recorte a los proyectos de infraestructura que sólo van a endeudar al país por los altos recursos que requieren.

El tren rápido a Querétaro representa una deuda para el país, mientras que hay proyectos de infraestructura que son más necesarios, como llevar agua a poblaciones que carecen de este recursos , comentó el representante de Fundar.

Por su parte, Nelly Molina, presidenta nacional del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), advirtió que si el gobierno decidiera recortar el rubro de inversión se generarían más problemas porque se dañaría la economía.

Nos parece que no hay certeza de qué hará el gobierno, y es un tema que a todos los mexicanos nos interesa. Si ocurre un recorte a la inversión, será algo preocupante , expuso.

Recorte al gasto