Para este año, los beneficiarios del Programa Desarrollo de Zonas Prioritarias (PDZP) dejarán de percibir 2,500 millones de pesos, como efecto del recorte al gasto de 124,300 millones de pesos que hará el gobierno federal, según información de la Secretaría de Hacienda.

Para este año, el programa esperaba percibir 5,593 millones de pesos, pero con el ajuste, su presupuesto se quedará en 3,093 millones de pesos; es decir, 45% menos y el monto más bajo desde su creación en el 2008.

El PDZP forma parte de los programas de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), atiende los rezagos vinculados con la infraestructura básica comunitaria, y la carencia de los servicios básicos en las viviendas ubicadas en los municipios de muy alta y alta marginación que conforman las Zonas de Atención Prioritarias (ZAP).

En México existen 112,501 localidades ubicadas en los municipios de diferentes entidades que integran las ZAP rurales; es decir, aquellos hogares que son habitados con piso de tierra, que carecen de agua entubada de la red pública, drenaje, electricidad y sanitarios; así como falta de educación, servicios de salud y de seguridad, de acuerdo con el portal de transparencia.

En diciembre pasado, el Diario Oficial de la Federación (DOF) publicó la Declaratoria de Zonas de Atención Prioritaria para el 2015.

Zonas rurales

Refiere que en las Zonas de Atención Prioritaria Rurales existen 1,080 municipios en 26 entidades federativas que cumplen con las condiciones de alta y muy alta marginación, dado que tienen un alto índice de rezago social o al menos 25% de la población se encuentra en pobreza multidimensional extrema.

Entre las entidades donde el grado de marginación es muy alto, lo mismo que el rezago social y más de 25% de la población está en pobreza extrema, se encuentran: Chiapas, en los municipios de Altamirano, Amatlán y Bejucal de Ocampo.

Chihuahua, en los municipios de Batopilas, Carichí y Guachochi. En Durango los municipios más vulnerables son Mezquital y Otáez.

A la lista también se suman los estados de Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, México, Michoacán, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas, Veracruz, Tlaxcala, Yucatán y Zacatecas.

Zonas urbanas

Con respecto a las Zonas de Atención Prioritaria Urbana, se indica que hay 18,139 áreas geoestadísticas básicas (Agens) urbanas en 3,950 localidades de 2,271 municipios, que incluye un total de 6.54 millones de hogares y que son zonas con alto y muy alto grado de marginación e índice de rezago social bajo.

Entre las Agens se encuentra el Distrito Federal, siendo las delegaciones Milpa Alta, Tláhuac, Tlalpan, Xochimilco, Cuauhtémoc y Venustiano Carranza las que más zonas de rezago social tienen.

También, en el Estado de México destacan los municipios de Huixquilucan, Isidro Fabela, Ixtapaluca, Jilotepec y Metepec.

En el caso de Aguascalientes, en las localidades de Norias de Ojocaliente y Norias del Passo Hondo. En Baja California están Camalú, Lázaro Cárdenas y San Vicente.

A las Zonas de Atención Prioritaria Urbana se suman los estados de Coahuila, Colima, Chiapas, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo y Jalisco.

Presupuesto baja

El Programa de Desarrollo para Zonas Prioritarias inició su operación en el 2008-2009, y tiene como antecedentes directos el Programa para el Desarrollo Local (Microrregiones) y el Programa de Apoyo a Zonas de Atención Prioritaria, que operaron de forma coordinada pero independiente hasta el 2008.

En el ejercicio fiscal del 2009, al PDZP se le asignó un presupuesto de 8,282 millones de pesos (el más alto), lo que, a comparación del presupuesto del 2015, significa una reducción de 63 por ciento.

Avances

De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), este programa ha logrado un avance de 15% en su cobertura.

En el 2008, como Plan del Desarrollo Local (PDL), atendió a 11 de cada 100 localidades comprendidas dentro de su población objetivo y como Programa de Apoyo a Zonas de Atención Prioritaria (PAZAP) a 23 de cada 100 localidades.

En el 2012, el programa alcanza la mayor cobertura de su historia, al atender a 32,480 localidades distribuidas en 2,110 municipios de las 32 entidades federativas del país.

En sus últimos reportes destaca que en el primer trimestre del 2013, se atendió a 2,961 viviendas con servicio sanitario; 1,316 con pisos firmes; 1,034 con servicio de energía eléctrica; 2,961 con servicio sanitario, y 41 con servicio de agua.

En el caso particular de las viviendas en proyectos de instalación de estufas ecológicas aprobados por el programa, muestra un avance de 1,412% respecto de la meta trimestral programada que fue de 600 viviendas, pero al final del primer trimestre del 2013 se habían instalado ya 9,070 estufas ecológicas.