No hay riesgos de que Europa o el mundo vuelvan a caer en recesión, pese a las medidas de austeridad de los gobiernos para frenar la enorme deuda soberana, dijo el viernes el jefe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Angel Gurría.

En una entrevista previa a la cumbre del Grupo de las 20 economías desarrolladas y emergentes, Gurría también aplaudió la decisión de China de flexibilizar al yuan.

Agregó que el euro, cuyo tipo de cambio ha descendido recientemente producto de la crisis del mercado de deuda, reflejaba mejor ahora la realidad económica.

Respecto a la decisión sobre el yuan, afirmó: "es bienvenida, en el sentido de que elimina un elemento de incertidumbre, una rigidez en el sistema".

Gurría dijo que no creía en que vaya a producirse una recaída en la recesión en Europa o en el resto del mundo, pese a los esfuerzos de muchos gobiernos por detener la deuda mediante planes de austeridad.

"No creo que vaya a haber una recaída", dijo, notando que recientemente tanto Gran Bretaña y Alemania habían dado "señales muy poderosas" al anunciar planes mayores de reducción de déficits.

En cuanto al euro, afirmó que "ahora hay un equilibrio, un equilibrio económicamente más razonable, en el tipo de cambio, y en particular con respecto al chino".

RDS