Los prestamistas griegos Alpha Bank y EFG Eurobank mostraron el impacto de las medidas de austeridad del gobierno en sus resultados del primer trimestre, que fueron golpeados por la débil demanda de crédito y las crecientes provisiones por préstamos incobrables.

Alpha, el tercer mayor prestamista de Grecia, reportó una pérdida neta de 10,4 millones de euros (12,800 millones de dólares), incluido un impuesto extraordinario de 61,9 millones de euros. Excluido el impuesto, las ganancias netas cayeron 39.5% anual a 51.6 millones de dólares, y superaron las expectativas.

Sus provisiones crecieron 27.2% a 200 millones de euros.

El segundo mayor prestamista de Grecia, EFG Eurobank, reportó una caída de 24% de sus ganancias, a 61 millones de euros, excluido un impuesto extraordinario, después del cierre del mercado. Los analistas esperaban una caída de 57% en las ganancias.

Después de deducir un impuesto extraordinario de 45 millones de euros, Eurobank ganó 16 millones de euros. Las provisiones por pérdidas en préstamos crecieron un 28 por ciento a 336 millones de euros.

"Esperamos que el deterioro en la calidad de los activos y las preocupaciones sobre el valor de los bonos del gobierno de Grecia sigan pesando sobre las perspectivas de los bancos griegos", dijo el analista de Nomura, Daragh Quinn, en una nota.

National Bank, el mayor prestamista del país, reportó el miércoles una caída de 93% de sus ganancias a 21 millones de euros. Las pérdidas domésticas fueron contrarrestadas por un mejor desempeño de su unidad turca Finansbank.

Sus acciones cayeron 0.5%, mientras que las de Alpha cerraron estables tras revertir pérdidas de más de 3 por ciento. EFG cerró con una caída de 1%, antes de que se publicaran sus resultados.

Los bancos griegos .FTATBNK han tenido un desempeño más débil que sus pares europeos .SX7P desde el inicio del año, con una caída de 38.5 por ciento.

La crisis de deuda del país, que generó temores de contagio y azotó al euro, los ha perjudicado por un aumento de los costos de financiamiento, una reducción de los márgenes y pérdidas por intermediación relacionadas con bonos del gobierno.

"Si bien nuestro balance es de bajo riesgo, con una exposición soberana limitada, y nuestra base de activos está bien garantizada, seguiremos enfocados a lo largo del año en proteger a Alpha Bank del contagio de la crisis de deuda soberana y responder a nuestra prioridades", dijo el presidente ejecutivo del banco, Dimitris Mantzounis.

RDS