En el quinto mes del año, la recaudación que se obtiene por el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a combustibles volvió a caer, de acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En su reporte mensual de finanzas y deuda pública, indica que de enero a mayo se obtuvieron 71,704 millones de pesos, lo que significó una reducción de 21.4%, en términos reales y respecto del mismo periodo del 2017.

En enero de este año, la recaudación por este impuesto se redujo en 33.5%; en febrero disminuyó 23.3%, en marzo 21.6%; mientras que en abril se redujo en 15.9%, anual,con lo que mantiene la tendencia negativa de los últimos 17 meses.

Lo anterior se debió a que, en mayo, la SHCP incrementó el estímulo fiscal en más de 70% para suavizar los precios de la gasolina y el diesel ante la volatilidad en los precios internacionales de los combustibles y el tipo de cambio.

De acuerdo con información publicada en el Diario Oficial de la Federación, en los primeros días de mayo el estímulo fiscal que se da en el IEPS a combustibles fue de 54.4%, es decir, por cada litro de gasolina Magna que se consumía se dejaban de recaudar 2.495 pesos.

Pero en la última semana de mayo, el estímulo fiscal se elevó hasta 75.6%, con lo que el gobierno dejó de recaudar 3.468 pesos por cada litro de gasolina Magna que se consumió en el país, por ello la recaudación fue menor.

Vale mencionar que, a partir del 2015, cuando inició el proceso de la liberación de los precios de la gasolina, el IEPS a combustibles dejó de ser un subsidio y empezó a dejar recursos al erario público.

En ese año, la recaudación por dicho gravamen fue por 220,091 millones de pesos; mientras que para el 2016 se elevó a 277,263 millones de pesos, es decir, 22.5% más al año anterior.

Sin embargo, en el 2017, cuando se estableció el estímulo fiscal sobre el IEPS a los combustibles, la recaudación de este gravamen se redujo en 26.4%, con lo que se ingresaron 216,498 millones de pesos. A partir de entonces, la recaudación ha caído.

Ingresos totales caen 12.5%

Los ingresos totales del sector público se ubicaron en 2 billones 92,957 millones de pesos, una reducción de 12.5%, en términos reales y respecto de enero-mayo del 2017.

De acuerdo con el informe de la SHCP, la disminución en la recaudación del IEPS a gasolinas y diesel tuvo un efecto sobre la recaudación total, ya que en los primeros cinco meses del año sólo se incrementaron 0.7%, en términos reales y respecto del mismo periodo del 2017, con un total de 1.3 billones de pesos.

Si bien el Impuesto Especial sobre la Renta aportó 57% de la recaudación total y registró una reducción de 0.4%, con lo que aportó al erario público 743,083 millones de pesos.

En contraste, el Impuesto al Valor Agregado contribuyó con 30% del total, con recursos por 380,046 millones de pesos, lo que implicó un incremento de 9.2%, respecto de los primeros cinco meses del 2017.

El IEPS general reportó una recaudación de 139,980 millones de pesos, lo que significó una reducción anual de 13.3%, debido a la baja recaudación en el IEPS a combustibles.

Con respecto a los ingresos petroleros, se observó un incremento de 7.7%, con lo que ingresaron al erario público 396,288 millones de pesos.

Hacienda atribuyó dicho crecimiento al incremento en el precio promedio de la mezcla mexicana de petróleo (30.1% anual). Además, el efecto anterior fue compensado parcialmente por la disminución en la producción de petróleo (6.5%) y la apreciación del tipo de cambio.