La reestructuración ministerial que realizó el gobierno de Nicolás Maduro tras la derrota en las elecciones parlamentarias genera dudas entre opositores y analistas, que plantearon que la crisis que atraviesa Venezuela requiere cambios de políticas y no de personas.

Tras confirmarse que la oposición alcanzó la mayoría calificada de 112 de los 167 escaños en el Congreso, Maduro sorprendió al país al informar que había pedido la renuncia a todos sus ministros para emprender un proceso de reestructuración en todas las áreas del gobierno.

"Le he pedido al Consejo de Ministros que pongan su cargo a la orden para hacer un proceso de reestructuración, renovación y reimpulso profundo de todo el Gobierno nacional", dijo el mandatario.

NOTICIA: Maduro pide la renuncia de su gabinete de ministros

Sin ofrecer más detalles sobre el alcance de los cambios, Maduro indicó, en su programa de televisión "En Contacto con Maduro", que decidió renovar su gobierno "escuchando al pueblo".

El secretario ejecutivo de la coalición opositora, Jesús Torrealba, consideró una "mala noticia" el anuncio del mandatario y dijo a The Associated Press que la compleja crisis económica que enfrenta el país por una desbordada inflación y severos problemas de escasez de alimentos y bienes básicos no se resuelve con "cambios de escritorios" sino con un "cambio de políticas".

Maduro, reconoció la noche del martes que la economía venezolana, que entró en recesión en el 2014, se contraerá 4% este año y la inflación puede cerrar en 100 por ciento.

NOTICIA: Maduro reconoce recesión en 2014

El Banco Central de la nación petrolera ha retrasado la divulgación de las cifras de la inflación y del desempeño económico durante este año.

Pero el partido oficialista perdió las elecciones del domingo, en buena medida por el descontento que produce en la población una escasez crónica de bienes básicos y la inflación más alta de América.

Según el último boletín del Consejo Nacional Electoral (CNE), la oposición, agrupada en la coalición Mesa de la Unidad Democráctica (MUD), obtuvo 112 escaños contra 55 del derrotado Partido Socialista Unido (PSUV), que le dan control total del Parlamento de 167 diputados.

NOTICIA: Triunfo de oposición no resuelve políticas de Maduro: Fitch

Maduro atribuyó la derrota de su partido en las votaciones parlamentarias, donde la oposición consiguió dos tercios de los escaños de la Asamblea Nacional, a una guerra económica que libran empresarios y opositores.

Venezuela, que tiene un estricto control cambiario con tres tipos de cambio, que ha generado un mercado negro de divisas, tendrá en el 2016 -según los analistas- una situación más difícil que la del 2015, que cerrará con una inflación de 205%, una contracción de al menos 6% y un déficit fiscal de 20 por ciento.

(Con información de AFP)

abr