El Banco de México (Banxico), la autoridad de política monetaria de México, realizó un segundo recorte a su tasa de referencia en menos de mes y medio, para ubicarla en 7.75 por ciento. El recorte de este jueves 26 de septiembre es de 25 puntos base, similar al del 15 de agosto pasado, cuando puso fin a un ciclo alcista que se inició en diciembre de 2015 y elevó la tasa 525 puntos base.

El nuevo nivel de la tasa de referencia de México se mantiene como la tercera más alta entre las economías emergentes, solo detrás de la que pagan el mercado de Turquía, que es de 19 puntos y el de Argentina, que es de 60 puntos.

Con este movimiento, el rédito en México queda en un nivel que sólo se ha visto en dos ocasiones en la última década: la mas reciente, en junio del 2018 y la previa, en agosto del 2008.

Estas son las razones de Banxico para ubicar la tasa de referencia en 7.75 por ciento:

1. El balance de riesgos para la actividad económica mundial continúa sesgado a la baja

Tanto a escala nacional como a escala internacional, la economía presenta desafíos con pronósticos de desaceleración, por lo que los bancos centrales de distintos países o comunidades han abaratado el costo del dinero. Dice Banxico en un comunicado difundido esta mañana para comunicar sobre el recorte de su tasa a 7.75 por ciento:

  1. La moderación en el ritmo de crecimiento de la economía mundial continuó durante el tercer trimestre del año.
  2. Las perspectivas de crecimiento global han seguido revisándose a la baja, en un entorno en el que las inflaciones general y subyacente en las principales economías avanzadas son inferiores a las metas de sus respectivos bancos centrales.
  3. En este contexto, varios bancos centrales han relajado su postura monetaria. En su reunión de septiembre la Reserva Federal redujo en 25 puntos base el rango objetivo para la tasa de fondos federales. A su vez, el Banco Central Europeo tomó diversas medidas de relajamiento monetario.
  4. En este periodo se han presentado episodios de volatilidad en los mercados financieros internacionales principalmente asociados a las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, si bien en las últimas semanas estas han disminuido. Adicionalmente, persisten otros riesgos políticos y geopolíticos para la economía global.

2. Los mercados financieros han resentido los efectos de las menores tasas de interés

Las menores tasas se han reflejado en el desempeño de los mercados financieros, a lo que se suman incertidumbres relacionadas con la relación entre México y Estados Unidos, país que aún no ha ratificado el nuevo acuerdo comercial trilateral con México y Canadá (el T-MEC) que renovará el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) de 1994. La calificación de la deuda de Pemex, informó el banco central, también es tema de atención.

  1. Los mercados financieros nacionales han reflejado los efectos tanto de menores tasas de interés en todos sus plazos en las principales economías avanzadas, como episodios de volatilidad con ajustes en el tipo de cambio, si bien en las últimas semanas estos se han mitigado.
  2. Las tasas de interés de los valores gubernamentales para todos sus plazos han seguido disminuyendo.
  3. En cuanto a los riesgos que pudieran afectar el desempeño de los activos financieros en México, persiste la incertidumbre asociada a la relación bilateral entre México y Estados Unidos y respecto de las perspectivas crediticias, tanto para la calificación de la deuda de Pemex como la soberana.

3. Medidas necesarias para la confianza y la certidumbre de la inversión

El ambiente en México enfrenta desafíos para las condiciones macroeconómicas y la capacidad de crecimiento del país. A esto se suma una imperante tarea para abatir la corrupción y combatir la inseguridad. Para Banxico, es indispensable contribuir con medidas que den confianza y certidumbre a los inversionistas, como un paso necesario para dinamizar la economía. Dice el comunicado de Banxico:

  1. El entorno actual sigue presentando importantes riesgos que pudieran afectar las condiciones macroeconómicas del país, su capacidad de crecimiento y el proceso de formación de precios en la economía.
  2. Es particularmente importante que además de seguir una política monetaria prudente y firme, se impulse la adopción de medidas que propicien un ambiente de confianza y certidumbre para la inversión, una mayor productividad y que se consoliden sosteniblemente las finanzas públicas.
  3. En este contexto, es necesario atender el deterioro en la calificación crediticia soberana y de Pemex, así como cumplir las metas fiscales para 2019 y los objetivos planteados en el Paquete Económico 2020.
  4. Es indispensable fortalecer el estado de derecho, abatir la corrupción y combatir la inseguridad.

4. La incertidumbre ofrece pronósticos a la baja

El banco central detecta que el estancamiento de la actividad económica será revertido muy levemente en lo que resta del año y advierte que el entorno de incertidumbre mantiene a la baja los pronósticos de recuperación.

  1. Si bien la actividad económica en los trimestres previos y en julio se mantuvo estancada, se prevé una ligera recuperación en el resto del año.
  2. Las condiciones de holgura de la economía a inicios del tercer trimestre continuaron en niveles similares al anterior, manteniéndose la amplitud de la brecha del producto en terreno negativo.
  3. En un entorno de marcada incertidumbre, el balance de riesgos para el crecimiento continúa sesgado a la baja.

5. Inflación, tipo de cambio y aranceles a las exportaciones

La Junta de Gobierno del Banco de México informó en su comunicado que, aunque la inflación general se encuentra por debajo del objetivo, la inflación subyacente es un tópico de alta atención. El tipo de cambio, añadió, puede ser presionado por factores externos o internos. Banxico reiteró su posición de tomar medidas en caso de que la economía requiera de un ajuste del tipo de cambio real que impacte la formación de precios. Entre otros riesgos, la Junta de Gobierno destacó la posibilidad de que Estados Unidos imponga aranceles a las exportaciones mexicanas hacia ese país y que los salarios crezcan más que las ganancias e impacten la productividad:

  1. Entre julio y la primera quincena de septiembre, la inflación general disminuyó de 3.78% a 2.99 por ciento. (...) La inflación subyacente ha mantenido su persistencia, ubicándose alrededor de 3.8%. En cuanto a las expectativas de inflación provenientes de encuestas, las de corto plazo han seguido a la información más reciente, mientras que las de mayor plazo han permanecido relativamente estables, si bien en niveles superiores a 3 por ciento.
  2. Respecto a los riesgos para la inflación, al alza se encuentran que se mantenga la persistencia mostrada por la inflación subyacente y la posibilidad de que la cotización de la moneda nacional se vea presionada por factores externos o internos.
  3. Si la economía requiere un ajuste del tipo de cambio real, el Banco de México contribuirá a que este ocurra de manera ordenada, evitando efectos de segundo orden sobre la formación de precios.
  4. Otros riesgos son la amenaza de imposición de aranceles por parte de Estados Unidos y que se adopten medidas compensatorias, si bien este riesgo se ha mitigado; que los precios de los energéticos o de los productos agropecuarios se incrementen; un entorno de debilidad en las finanzas públicas; y el escalamiento de medidas proteccionistas a nivel global.
  5. Dada la magnitud de diversas revisiones salariales se generen presiones de costos, en la medida que estas superen las ganancias en la productividad.
  6. En cuanto a los riesgos a la baja, destaca que se aprecie la cotización de la moneda nacional, lo cual podría estar asociado a un contexto de posturas monetarias más acomodaticias y menores tasas de interés a nivel mundial, o en caso de alcanzarse mayor certeza en la relación comercial con Estados Unidos.
  7. También figura como riesgo a la baja que se presenten menores variaciones en los precios de algunos bienes incluidos en el subíndice no subyacente. Asimismo, que las condiciones de holgura se amplíen más de lo previsto, lo cual incidiría en el comportamiento de la inflación subyacente.
  8. Aún persiste marcada incertidumbre en los riesgos que pudieran influir en la inflación. En este contexto, el Banco de México estará atento a la posible materialización de los riesgos para la inflación, tanto a la baja como al alza.

"En este contexto, tomando en cuenta la disminución de la inflación general, la amplitud de las condiciones de holgura de la economía, y el comportamiento reciente de las curvas de rendimiento externas e internas, la Junta de Gobierno decidió por mayoría disminuir en 25 puntos base el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día a un nivel de 7.75%, considerando que bajo las condiciones actuales dicho nivel es congruente con la convergencia de la inflación a su meta en el horizonte en el que opera la política monetaria", señala el documento.