El exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional y expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, comparecerá el próximo 20 de diciembre ante las autoridades españolas, debido a las demandas en contra del banco por delitos como estafa, apropiación indebida, delitos contables, falsedad documental y administración desleal.

Rato rendirá su declaración como imputado, es decir, participante en los delitos, y será el último implicado que declare luego de que 32 responsables del banco más lo hicieran.

Incluso la Fiscalía Anticorrupción de España anunció que se realiza una investigación preliminar sobre eventuales fraudes cometidos durante la creación de Bankia así como su introducción a la Bolsa.

El exfuncionario, que también fue Ministro de Economía de España del 2004 al 2007, estuvo en la Presidencia de la cuarta entidad financiera española del 2010 hasta mayo del 2012 y poco después se anunció su nacionalización, con un costo para su gobierno de 24,500 millones de euros.

Las demandas fueron presentadas por el partido político Unión Progreso y Democracia, el grupo Manos Limpias y el movimiento social de Los Indignados.

SIN DERECHO A BONO, ?72 DIRECTIVOS DE BANKIA

El anuncio de la fecha de la declaración de Rato llega el mismo día que se informó que los principales directivos de dicho banco se quedarán sin el bono del ejercicio 2011, pues así lo determinó el presidente actual de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri.

Aunque hasta el momento el banco no ha dado a conocer la suma de lo que pretende recuperar con tal acción, diversas fuentes del mercado estiman que pueden ser algunas decenas de millones de euros.

En el caso específico de Rodrigo Rato, se dice que a él no le afectará la decisión de Goirigolzarri, pues renunció a su paga variable.

Además, se informó que los directivos que aún no cuenten con dicha suma de dinero ya no podrán acceder a ella y quienes ya les haya llegado tendrán que devolverla.