El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, anunció que se reunirá con la canciller alemana Angela Merkel el 6 de septiembre, mientras continúan los rumores sobre un rescate para España más allá de la ayuda acordada a su sector bancario.

"Mi agenda internacional va a ser fundamentalmente una agenda dedicada a Europa. En este momento creemos que es la prioridad", afirmó Rajoy en rueda de prensa al término de una reunión con el rey Juan Carlos en la isla de Mallorca, donde veranea el monarca.

España intenta acelerar el plan de ayuda europeo de un máximo de 100,000 millones de euros aprobado en julio por la Eurozona para sus bancos, altamente expuestos al siniestrado sector inmobiliario, a cambio de estrictas condiciones para su banca y su economía.

Rajoy explicó que recibirá a Merkel el 6 de septiembre en Madrid para "una reunión y una jornada de trabajo con la presencia de muchos empresarios alemanes y españoles".

El 11 de septiembre, el jefe del gobierno español recibirá al presidente finlandés Sauli Niinisto, cuyo país acabó aprobando la ayuda a los bancos españoles pero a cambio de importantes garantías financieras, como ya había hecho anteriormente para la ayuda a Grecia.

Posteriormente Rajoy se encontrará el 20 y 21 de septiembre con su homólogo italiano Mario Monti en Roma y participará a finales de septiembre en la asamblea general de Naciones Unidas.

Madrid afirmó recientemente que trabaja con Bruselas para desbloquear una ayuda de urgencia de 30,000 millones de euros para los bancos españoles.

Sin embargo, el eventual pedido de activación de esta ayuda urgente debe ser aprobado por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y la Eurozona, según Bruselas.

El BCE contempla por otra parte reanudar la compra de deuda española en el mercado secundario, pero con estrictas condiciones, a lo que Alemania es reticente.

Todas estas medidas están ligadas al establecimiento del Mecanismo de Estabilidad (MES) que debe reemplazar al Fondo de Ayuda de la zona euro (FESF), lo que implica avanzar en la unión monetaria y fiscal europea.

"Antes de fin de mes tendré una reunión con el presidente del Consejo Europeo (Herman) Van Rompuy para explicar la posición de España sobre la unión bancaria y la unión fiscal", subrayó Rajoy.

En una carta enviada a Bruselas y conocida el 3 de agosto, Rajoy recordó que es favorable a la creación de un sistema única de supervisión de los bancos de la Eurozona, lo que permitiría su recapitalización directa en caso de dificultad, sin pasar por los Estados. Esto evitaría incrementar la deuda del país.

RDS