El Gobierno de España prevé un ahorro superior a los 10.000 millones de euros anuales en materia de sanidad y educación con una mayor racionalización del gasto, eliminación de duplicidades y mejora de la eficiencia en la gestión.

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno se reunió este lunes con la vicepresidenta del Gobierno, los ministros de Hacienda y Administraciones Públicas, y de Economía y Competitividad, y el director de la Oficina Económica para definir los contenidos del Programa de Estabilidad 2012-2015 y el Programa Nacional de Reformas de España para 2012 que se presentará este mes a la Comisión Europea.

El jefe del Ejecutivo se reunió además con la ministra de Sanidad, Ana Mato, y el titular de Educación, José Ignacio Wert, para analizar los nuevos recortes que se pondrán en marcha este mes y que buscan, según el Gobierno, una "mayor racionalización, eliminación de duplicidades y eficiencia en la gestión de los grandes servicios públicos", es decir, sanidad y educación. Un ahorro previsto que superará los 10,000 millones de euros, adicional a los 27,300 millones recogidos en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado, y que tendrá carácter anual.

Unas nuevas medidas de ajuste que se conocen un día después de que el ministro de Economía, Luis de Guindos, anunciara en una entrevista a un periódico alemán que los nuevos ajustes se acometerían en sanidad y educación. El ministro se ha mostrado esta mañana a favor del copago sanitario para las rentas más altas, unas declaraciones que han sido posteriormente matizadas por el Partido Popular, que ha declarado que se trata tan solo de una reflexión personal.

También se fijó un calendario de reformas estructurales para las próximas semanas que incluirá privatizaciones y modificaciones en distintos ámbitos orientadas a la racionalización de los costes y la mejora de competitividad y la flexibilidad de la economía, como en el sector energético, la unidad de mercado, el mercado de alquiler, el fomento de la actividad emprendedora o las actuaciones en I+D+i.

En el Programa de Estabilidad se establecerá el firme compromiso de reducir el déficit público al 3% del PIB en 2013 y se incluirá un cuadro macroeconómico que refleja que la mayor estabilidad presupuestaria y las reformas estructurales dirigidas al crecimiento supondrán un cambio en la tendencia recesiva y de destrucción de empleo que ahora experimenta la economía española.

Este programa reafirmará asimismo el compromiso de reducción del déficit de las Comunidades Autónomas al 1,5% del PIB en 2012.

En los próximos días, las Comunidades Autónomas, coordinadas por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, adaptarán sus presupuestos a las previsiones de los Presupuestos Generales del Estado para 2012 y actualizarán sus planes económico-financieros al nuevo cuadro macroeconómico del Gobierno.

Todo ello será revisado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera que está previsto que se celebre a primeros de mayo.

CONSOLIDACIÓN DEL SECTOR FINANCIERO

Junto a todo ello, el Gobierno ha decidido, en el ámbito financiero, acelerar la venta de las entidades con participación mayoritaria del sector público y avanzar decididamente en el proceso de consolidación del sector. Las entidades cuya venta se pretende acelerar son Banco de Valencia y CatalunyaCaixa.

Por su parte, Novagalicia busca inversores privados para evitar ser subastada y tiene de plazo para ello hasta septiembre, aunque si no los encuentra, también será vendida.

Igualmente, se han estudiado medidas para poner a disposición de los sectores productivos un mayor volumen de crédito que reduzca la actual contracción financiera que vive la economía española.

En alianza informativa con CincoDías.com

apr