En el quinto mes del año el top cuatro de países receptores de exportaciones mexicanas fue encabezado por Estados Unidos, en donde los envíos alcanzaron un valor de 31,173, 042 millones de dólares, siguió Canadá con 1,136,762 millones de dólares, Alemania con 646,045 millones de dólares y China con 549,508 millones de dólares.

Pese a que Estados Unidos sigue siendo el socio comercial más importante para México, ante el panorama de incertidumbre generado por los acuerdos para la renegociación del TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte), es importante mirar hacia los que podrían ser pilares para el dinamismo futuro del sector comercial del país.  

Nuevos socios: la prioridad

La diversificación comercial debe tenerse como principal objetivo, independientemente de los resultados que se obtengan en cuanto al TLCAN, afirmó a El Economista, Héctor Magaña Rodríguez, coordinador del Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN) del Tecnológico de Monterrey.

“Me parece que las negociaciones con Canadá deben continuar fortaleciéndose independientemente de los resultados de las relaciones comerciales con Estados Unidos. El intercambio de materias primas y la inversión en el sector energético pueden ser áreas de oportunidad atractivas que incrementen la participación de Canadá en el comercio internacional de nuestro país. En el caso de Alemania, la relación en el sector industrial deberá alcanzar un mayor desarrollo no solo en la parte automotriz, sino en la actualización y desarrollo de otras manufacturas para que nuestro país logre un capitalizar un mayor desarrollo tecnológico. En cuanto a China, las relaciones comerciales se pueden fortalecer en el intercambio de materias primas, insumos de producción e incluso en el sector automotriz.”

Ante la transición

Se deberá tener como pilar en el ámbito comercial la diversificación de socios y el fortalecimiento de las relaciones con ellos, independientemente de lo que acontezca con el TLCAN; aunado a ello, el nuevo gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador, deberá poner especial atención en la relación con el país vecino liderado por Donald Trump, debido a que deshacer la importancia comercial de EU es imposible.

“Me parece que la evolución del comercio exterior dependerá del resultado de la renegociación del TLCAN; un escenario negativo podría implicar una desaceleración importante en el ritmo de crecimiento que habían manifestado tanto las exportaciones como las importaciones ya que Estados Unidos comprende el 80% de las transacciones internacionales, a pesar de que con la cancelación del acuerdo las operaciones se mantendrían bajo el amparo de la Organización Mundial de Comercio. Si bien se tienen tratados de intercambio comercial con otros países, luce complicado que se pueda sustituir el volumen de operaciones que se tienen con Estados Unidos a corto y mediano plazo. No obstante, una actualización y renovación favorable del tratado comercial pudiera suponer que el sector externo de nuestro país mantenga un nivel de crecimiento aun con los aranceles impuestos al acero”, comentó el analista.

¿A dónde fueron las exportaciones mexicanas en lo que va del 2018?

Los países que completan la lista de principales receptores de las exportaciones mexicanas, después de Estados Unidos, fueron Canadá, Alemania y China en mayo del 2018 y durante los meses previos del año se han mantenido en niveles iguales. El único mes en el que no figuró Alemania fue enero, en el cual India ocupó su lugar.

De acuerdo con datos del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) se observó un pequeño avance en cuanto a diversificación de socios comerciales: las exportaciones con destino Canadá crecieron 31.35% en el quinto mes del año y las que fueron a Alemania incrementaron 8.88 por ciento.

Aunque ocupa el cuarto lugar de socios comerciales, las exportaciones mexicanas hacia la potencia asiática cayeron, en mayo del 2018 se registró una variación negativa del valor de las exportaciones (13.19 por ciento).

Esta situación se explica por “los problemas comerciales que está enfrentando China con Estados Unidos, particularmente con los aranceles al acero. Podría ser que hasta que esta situación no halle una mejor solución el ritmo de crecimiento del sector externo chino tenderá a moderarse afectando con ello a algunos de sus socios comerciales, entre ellos los diferentes productos que importa provenientes de nuestro país”, dijo Magaña Rodríguez del Tecnológico de Monterrey.

[email protected]