Resulta irrelevante si las expectativas económicas para México suponen ahora un desplome mayor al 9.5%, como el que estimamos en Ducker Frontier. La pregunta es ¿Qué están dispuestas a hacer las autoridades económicas con estos pronósticos? ¿Qué harán para limitar el pesimismo? refirió el analista senior de la consultoría internacional Ducker Frontier, Alejandro Valerio.

La ausencia de una ayuda fiscal más agresiva en este distanciamiento social para limitar la velocidad de los contagios por Covid-19, es el origen de la pérdida de empleos y la caída del consumo, señaló.

El recuento de los daños por no contar con el estímulo fiscal necesario para enfrentar esta crisis sin precedentes, es de 2 millones de empleos destruidos en el sector formal y 10 millones en el informal, más la evidencia de 10,000 empresas cerradas, acotó.

Desde Washington, donde se ubican las oficinas centrales de la consultoría, sostuvo que así se ve un desplome del Producto Interno Bruto (PIB) mayor al 8 por ciento. Y resaltó que así también se ve una economía que cae, sin un apoyo de tipo fiscal.

El experto de la consultoria que tiene una de las expectativas más pesimistas para México, admite que su escenario más pesimista para el desempeño del PIB mexicano es de un desplome de 12%, que es mucho más profundo del 10.5% que recientemente proyectó el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Y bajo este escenario, el más pesimista “supongo que no habrá cambio alguno en la respuesta fiscal del gobierno. No espero que ponga en marcha un plan fiscal y sí considero en cambio que su ajuste presupuestal seguirá adaptándose para financiar la refinería y el Tren Maya”, consignó.

También afectará pronóstico 2021

El experto destacó que este bajo estímulo fiscal, que claramente está profundizando la caída de las expectativas y de la economía, también está impactando la proyección de la recuperación en 2021.

Nosotros estimamos que se presentará un rebote estadístico de 5.5% en el PIB del año entrante que implica un bajo desempeño y un dato positivo a partir del bajísimo punto de comparación anual.”

Y destaca que aún con las grandes diferencias en los pronósticos del desplome del PIB que tienen los analistas y el propio FMI, las previsiones del rebote para 2021 se ubican entre 3% y 5 por ciento.

Lo que evidencia de nuevo el bajo estímulo fiscal.

[email protected]

kg