Atenas.-El primer ministro de Grecia defendió su impopular plan para el sistema de pensiones el martes y juró que evitaría nuevos recortes, mientras escalaban las protestas contra las medidas exigidas por los acreedores.

Alexis Tsipras dijo en una sesión parlamentaria extraordinaria que el sistema de pensiones del país puede colapsar a menos que se tome una rápida acción correctiva.

NOTICIA: Alexis Tsipras inicia su segundo año de poder en Grecia

El mandatario de extracción izquierdista insistió en que las reformas no tendrán nuevos recortes en las pensiones principales, que han sido reducidas de forma constante desde que inició la crisis financiera de Grecia.

La revisión de las pensiones fue una exigencia de los acreedores de Grecia, cuyos préstamos de rescate han mantenido a flote al país desde mediados del 2010.

NOTICIA: Grecia acepta participación del FMI para rescate

Los cambios propuestos ocasionarán un gran aumento en las contribuciones al seguro social, lo que afectará principalmente a profesionistas independientes y granjeros, quienes dicen que terminarán pagando más de tres cuartos de sus ingresos a fondos de pensión y autoridades fiscales.

Los sindicatos que representan grupos tan variados como abogados, médicos, policías y pescadores, protestan contra las reformas, mientras que los granjeros utilizan miles de tractores para bloquear las autopistas del país.

El líder de la oposición conservadora Kyriakos Mitsotakis acusó al gobierno que lleva un año en el poder de "sacrificar futuras generaciones para obtener popularidad hoy", y advirtió en el Parlamento que las medidas aumentarán la evasión de impuestos y el impago de contribuciones de seguridad social.

NOTICIA: Grecia sale de la deflación luego de 33 meses

Equipos de transbordadores realizarán paros el miércoles y jueves, lo que será su segunda huelga de 48 horas en una semana, y los abogados también pararán actividades.

Trabajadores de los hospitales estatales se enfrentaron a golpes con policías frente a la sede del Ministerio de Hacienda el martes, y miles de trabajadores participaron en dos marchas pacíficas al Parlamento a petición del sindicato de funcionarios civiles y un grupo afiliado al Partido Comunista.

Asociaciones de granjeros en el centro de Grecia votaron para incrementar el bloqueo, con bloqueos diarios de cuatro horas en autopistas y puertos, mientras que grupos de manifestantes en el sur y norte de Grecia planean una acción similar.

En otras partes, cultivadores de flores interrumpieron el tráfico en una caseta de cobro en una autopista en el norte de Atenas, mientras que ingenieros en la ciudad norteña de Tesalónica utilizaron placas de yeso para bloquear la entrada al edificio de fondo de pensión.

mac