El Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC) hizo un llamado a realizar una reforma hacendaria en la próxima administración, que podría ejecutarse desde el inicio del sexenio, al ejercer cambios que no requieren el filtro del Congreso.

“La transparencia en la ejecución del gasto, el combate a la corrupción en el ejercicio presupuestal y la eficiencia en los sistemas de información para transparentar el manejo de los recursos son tareas que se pueden realizar desde el primer día de la nueva administración y no requieren el filtro del legislativo”, puntualizó el director del IDIC, José Luis de la Cruz.

En conferencia de prensa, para presentar los 12 desafíos que enfrenta la nueva administración en materia económica, consignó que el nuevo gobierno podría también impulsar la inversión física.

Según sus cálculos, la inversión pública debería elevarse 10 puntos del Producto Interno Bruto anual para aproximarse a la que hacen economías asiáticas

El experto advirtió que incluso por el lado de ingresos públicos se pueden conseguir eficiencias en la recaudación sin necesidad de subir los gravámenes. Y consideró que una vez realizados estos ajustes de inicio, en el segundo o tercer año de gobierno sería pertinente promover una reforma hacendaria mayor, que sí pase por el Congreso.

Los 12 desafíos

Los 12 desafíos económicos que enfrentan los candidatos son desde su perspectiva:

  • Combatir la precarización del mercado laboral.
  • Reducir la quiebra de empresas y combatir el exceso de regulación.
  • Reducir la pobreza e insuficiencia de alimentos.
  • Impulsar el crecimiento económico.
  • Revertir la baja eficiencia del gasto público y los crecientes costos de endeudamiento.
  • Incrementar la inversión pública y privada sin desequilibrios de finanzas públicas.
  • Subir la productividad y competitividad de la economía nacional.
  • Generar un Plan de Desarrollo Industrial para enfrentar competencia global.
  • Incrementar capacidad productiva nacional.
  • Eliminar la inflación de energéticos y derivados.
  • Revertir la mala calidad de educación.
  • Combate frontal a la corrupción, inseguridad y falta de transparencia.

Destacó además que la participación de un Consejo Fiscal independiente como el que ha sugerido el Fondo Monetario Internacional (FMI) sería favorable, pero sugiere que sea el nuevo gobierno quien participe en su desarrollo y nacimiento.

Por ahora, “hay una reserva” sobre el espacio que tiene el gobierno para impulsar un cambio de esta magnitud, acotó.

El director del IDIC dijo que uno de los grandes retos que enfrenta el nuevo gobierno es la relación con Estados Unidos y el comercio.

Advirtió que en el contexto internacional, donde Estados Unidos y China están enfrascados en una “batalla comercial”, México tendría que preparar una estrategia conjunta de aproximación a las economías asiáticas, pero a partir de una posición regional con los demás países de América Latina.

Esgrime que todos los países del mundo se verán impactados por esta batalla de aranceles que mantienen las dos principales economías del planeta: “pensar que no repercutirá en el mundo sería inocente”.

SUSTITUIR IMPORTACIONES CHINAS

Dijo que se tienen que buscar oportunidades de sustituir lo que dejará de importar China a Estados Unidos, “pero se requiere un programa para que los sectores domésticos sean más competitivos y generen costos más bajos”.

Descartó que el Tratado de la Asociación Transpacífico 11 pueda ser una alternativa viable y benéfica para México, pues entre los principales desafíos de ejecución está la infraestructura de transportación de nuestro país.

Tendría que desarrollarse una estrategia para el fortalecimiento de la infraestructura de puertos, para lograr un eficiente transporte de México a las economías asiáticas involucradas y de regreso, argumentó.