La Asociación Mexicana de Afores (Amafore) propondrá que, dentro de la reforma en pensiones que se busca hacer en este gobierno, se reduzcan las semanas de cotización para tener acceso a la pensión mínima garantizada.

Bernardo González, presidente de la asociación explicó que, actualmente se requieren 1,250 semanas de cotización para tener acceso a una pensión, es decir, 24 años de trabajo dentro del mercado formal.

No obstante, consideró que el número de semanas requeridas no están acorde a la realidad laboral del país, donde alrededor del 60% de los trabajadores está en la informalidad, es decir, no cotiza y no tiene acceso a la salud ni al ahorro para el retiro.

A su parecer, se deberían requerir 750 semanas de cotización, que son casi 13 años, para que las personas puedan acceder a la pensión mínima garantizada, la cual es de 3,696.6 pesos, si se considera el salario mínimo de 123.22 pesos diarios de 2020.

González indicó que dicha propuesta surge ante las pocas personas que podrán solicitar su pensión en 2021, pues la mayoría no logrará juntar las 1,250 semanas de cotización que se requieren para pensionarse.

En otro momento, el presidente de Amafore informó que, de las personas que empezaron a cotizar el primero de julio de 1997 y que en 2021 tendrían que solicitar su pensión, sólo 24% podrá tener acceso a ella. De este pequeño universo, 17% tendrá una pensión tan baja que deberá solicitar la pensión mínima garantizada que ofrece el gobierno federal.

Por ello, González consideró que no se debe dejar pasar más tiempo para hacer una reforma en pensiones, incluso, remarcó que se debe hacer en este año y no esperar hasta la segunda mitad del sexenio como planea el gobierno.

Abundó que, para aumentar la pensión del trabajador se deberían crear incentivos para comprar semanas cotizadas a través de aportaciones voluntarias. Es decir, que el trabajador pueda aumentar sus semanas haciendo aportaciones voluntarias.