Los problemas presupuestarios que enfrenta el sector salud podrían mejorarse ajustando el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) que se cobran en productos que dañan la salud como la comida chatarra, refrescos, tabaco y alcohol, indicaron representantes de El Poder del Consumidor y México SaludHable.

“En 2019, el presupuesto de salud fue de 124,000 millones de pesos, si se incrementan los impuestos a estos productos se tendrían más de 50,000 millones de pesos adicionales, es decir, más del 40% de lo que se presupuestó en salud”, expuso Alejandro Calvillo, presidente de El Poder del Consumidor.

En conferencia de prensa, Calvillo detalló que, si se incrementara de un peso a dos pesos el impuesto que se cobra en cada litro de las bebidas azucaradas, la recaudación pasaría de 23,163 millones de pesos que se tuvo en 2017 a 36,540 millones de pesos.

Los alimentos no básicos con alta densidad calórica, mejor conocidos como comida chatarra dejarían una recaudación de 23,899 millones de pesos, si se subiera el valor del impuesto del 8% al 12 por ciento.

Con respecto al IEPS en cerveza, comentó que, si se elevara el valor del impuesto del 26% al 35%, la recaudación se elevaría hasta 63,173 millones de pesos. En otras bebidas alcohólicas, si se sube el rango de 30-53% a 45-60%, se obtendrían ingresos de 17,055 millones de pesos.

Por el tabaco, uno de los productos que más daño genera a la salud, Erick Ochoa, representante del área de control de tabaco de la coalición México SaludHable sugirió que mantenga el valor del impuesto del 160% sobre el precio minorista, pero se debe ajustar a la inflación.

Actualmente se cobra un impuesto de 0.35 centavos por cigarro; entonces, por cada cajetilla que tienen 20 cigarros se paga un impuesto de 7 pesos. Esto tendría que aumentar con el ajuste de inflación en alrededor de 0.48 centavos por cigarro, lo que sería casi 10 pesos por cajetilla”, explicó.

De esta manera, la recaudación que se tuvo en 2017 por estos productos fue de 130,592 millones de pesos, pero con las propuestas mencionadas, la recaudación sería de 183,896 millones de pesos, es decir, un incremento de 53,304 millones de pesos.

 

Ven dificultades con cabildeos de la IP

Calvillo mencionó que esta propuesta ya fue entregada a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Públicas de la Cámara de Diputados, en donde aseguró se tuvo apertura. No obstante, ven más dificultades en el Senado de la República, debido a que los legisladores se ven más influenciados por los cabilderos de la iniciativa privada.

Enfatizó que la propuesta de impuestos, aún están por debajo de lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud. “La recomendación es que los impuestos deben representar el 75% del valor de los productos que generan daño a la salud. En México llegamos a estar en 69% en 2010 y actualmente estamos en el 65 por ciento. Para llegar al 75%, debe de haber un aumento en los impuestos de 11 pesos”.

Remarcó que, si el actual gobierno no hace cambios en materia de ingresos para mejorar los recursos del sector salud, se tendrá una fuerte presión en las finanzas públicas del país y de las personas.

“Son productos que son adictivos o que se asocian con problemas de autocontrol o con consumo compulsivo, es decir, cuando hablamos de impuestos a estos productos no es una discusión únicamente sobre la recaudación, sino una estrategia para reducir el consumo que genera un daño a las finanzas públicas, a la salud y a las finanzas familiares”.

erp