El Banco Central Europeo (BCE) está muy preocupado por la propagación del nuevo coronavirus, dijo Isabel Schnabel, nueva miembro del Comité Ejecutivo del BCE.

“Todos estamos muy preocupados por lo que está sucediendo actualmente con respecto a la propagación del coronavirus”, dijo durante un discurso en Londres, Inglaterra.

“Pero lo que realmente necesitamos entender cuando estamos haciendo política monetaria es cuáles son las posibles implicaciones a mediano plazo, y por el momento esto no está claro”.

El contagio del nuevo coronavirus, que surgió en China y se propagó en el norte de Italia la semana pasada, está aumentando el temor de que la economía europea y mundial sufran consecuencias mayores de las esperadas.

Los mercados han comenzado a reflejar la posibilidad de que para finales de año haya un recorte de otros 10 puntos base en las tasas de interés del BCE, que ya están en terreno negativo.

A pesar del coronavirus, confianza aumenta

El indicador de confianza económica de la zona euro se ha situado en febrero en su nivel más alto desde mayo del año pasado, al subir a 103.5 puntos desde 102.6 del mes anterior, según los datos publicados por la Comisión Europea.

En el conjunto de la Unión Europea (UE), el indicador de confianza económica de febrero se ha situado en 103, medio punto por encima de la lectura de enero.

Entre las grandes economías de la zona euro, Países Bajos, con un incremento de 2 puntos, ha registrado el mayor incremento de la confianza, por delante de Francia (1.9) y de España (1.2), mientras que en Alemania la mejora ha sido de 6 décimas y en Italia el indicador se mantuvo estable.

En el caso de España, el indicador de sentimiento económico se ha situado en febrero en 102.7 puntos, frente a 101.5 del mes anterior, con mejorías en la confianza de los consumidores, las manufacturas y el comercio minorista, mientras que la construcción y los servicios fueron menos optimistas que en enero.