Proponer una meta de crecimiento, una tasa en específico para la administración de José Antonio Meade sería demagogia, asegura el asesor económico de la Coalición Todos Por México del PRI, Verde Ecologista y Nueva Alianza, Luis Madrazo.

“La demagogia, y poner metas artificiales no contribuye para hacer una buena política económica, fiscal, ni su planeación”, afirma.

Entrevistado por El Economista, dice que el plan económico del ex secretario de Hacienda en el gobierno de Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón, “tiene metas en políticas públicas, que son insumo y pueden tener impacto en el mediano y largo plazo”.

“El corazón de la propuesta de José Antonio Meade es de inclusión, de respeto al estado de derecho y está resumido en el programa “Avanzar contigo”, donde nos acercaremos a la gente para conocer sus verdaderas necesidades. Y con esta información más detallada se les pueden hacer llegar los recursos de manera más eficiente”

Sobre la propuesta que hizo el candidato de que ningún niño nazca en la pobreza extrema en su administración, afirma que “una mucho mejor recaudación otorga al estado mexicano fortaleza suficiente para asegurarse que ningún mexicano nazca en pobreza extrema, dándole los elementos para protegerlo de una condición de pobreza extrema”.

“Aquí si hablamos de salud pública y alimentación.  Y se fija esa prioridad porque, el momento para determinar el destino y trayectoria de la vida de una persona es su primera infancia”

Reforma tributaria si fuera conveniente

—¿Con qué recursos fondearán este acercamiento para conocer las necesidades de la gente?

—Los recursos siempre son escasos e insuficientes. Por eso se dirigirán de manera más eficiente. No se va a regalar el dinero sin ton, ni son. El planteamiento es dar el apoyo necesario en el momento correcto de su vida, para que salgan adelante por sus propios medios y cumplan sus metas sin poner en riesgo lo que ya tienen.

—¿Planean proponer una nueva reforma tributaria? La que se realizó esta administración incrementó los ingresos en tres puntos del PIB.

—Es claro que no se necesita mayores ingresos para mantener la estabilidad. Cierto es que mejoraron mucho los ingresos (…) La verdad es que no es lo mismo hacer una reforma fiscal cuando se necesita, que hacerla cuando es conveniente. Esa es la gran diferencia. Y México no tiene urgencia de una reforma fiscal, tiene estabilidad, prospectiva en sus finanzas públicas, pero sí vamos a tener un diagnóstico mucho más fino, sobre lo que realmente necesita la población y a partir de eso se puede hacer una propuesta en materia fiscal.

—¿Es un sí? ¿Propondrán una reforma hacendaria una vez que se haga el diagnostico?

—El diagnostico nos dirá en qué sentido tiene que ir.

—¿Revisarán la forma de gastar del gobierno?

—El programa “Avanzar contigo” implica conocer las necesidades de la gente, para que haya una relación plena entre ello que necesita y el gasto público.  Eso implica gastar más en algunos casos y gastar menos en otros. Dar eficiencia al gasto que tanta falta hace.

—El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha recomendado los pasados tres años, la creación en México de un Consejo Fiscal Independiente y como Secretario de Hacienda, el candidato Meade lo rechazó ¿Cambió su postura al respecto como candidato?

—El tiempo le dio la razón a Meade. En los últimos tres años tocó una caída muy importante de los ingresos petroleros, y luego un alza, así que nos tocó vivir el ciclo completo petrolero y su efecto sobre las finanzas públicas. Creo que se demostró que el marco de prudencia y estabilidad fiscal funciona en México, funcionó ante circunstancias muy adversas y el mejor ejemplo es que bajó la deuda por primera vez en 10 años. Las leyes que nos dan el marco de responsabilidad fiscal favorecieron a que se hiciera el ajuste a la baja en el gasto cuando era necesario. Y también ya vimos cómo a finales del año pasado, las mismas leyes de responsabilidad permitieron que al subir ingresos petroleros por el aumento del precio, se diera un uso responsable.

Estado de Derecho y Corrupción

—Usted dice que “el Estado de Derecho” es parte del Corazón de la Propuesta Económica del Candidato Meade ¿Cómo lo ejecutarán en los hechos?

—La relación más directa del estado de derecho y la economía, es a través de la certidumbre que otorga. Las decisiones de inversión se dan con base en dos factores: el rendimiento esperado ajustado por riesgo y el costo de oportunidad de esos recursos. Un estado de derecho más sólido otorga mayor certidumbre por el derecho de propiedad, la capacidad de proteger la propiedad de inversionistas. Ahí automáticamente tenemos una mejora de las decisiones y perspectivas de inversión.  Hay más proyectos viables que antes; por lo tanto, en el empleo, por lo tanto, favorece al consumo. Por lo tanto, genera crecimiento de la economía.

—¿Cómo pasarán de la retórica a los hechos?

—José Antonio ya dio las propuestas desde el debate. En seguridad habló del tema preventivo, se tiene que tener una visión integral entrando por la parte judicial y jurídica. Así como del efecto disuasivo en la capacidad policiaca y en su caso de las fuerzas armadas, protegiendo el bienestar, a las personas y familias y nos habló de la capacidad de investigación del estado mexicano, me refiero a la impunidad. Al bajar la impunidad no solo se hace justicia, sino que cambian los incentivos a quienes cometen delitos. Si hay más probabilidad de castigo baja la probabilidad de cometer delitos.

—¿Atajar la corrupción será motor de crecimiento para la economía bajo el eventual mandato del candidato Meade?

—La transparencia en el patrimonio de los funcionarios públicos, eliminación del fuero y autonomía a fiscales, eliminará los incentivos para que los funcionarios públicos no cometan actos de corrupción sin ser castigados.

—¿Qué papel tienen los empresarios, los inversionistas en el proyecto de Meade?

—No se puede atacar a quienes generan empleos e inversiones por México. Es un despropósito y una amenaza. En cambio, el proyecto de Pepe es aumentar la competitividad del país y garantizarle el respeto al estado de derecho.

Comercio, el compromiso

—¿Cómo queda el sector comercial de México en su propuesta?

—México y su modelo de apertura ha servido bien al país y ha favorecido a algunas entidades, aunque a otras no. La modernización de Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) permitirá la ampliación de beneficios al incluir a sectores que no estaban contemplado al momento de la firma hace más de 20 años.

—Si ganan las elecciones y no ha concluido la negociación del TLCAN ¿Qué rumbo tomará la postura del candidato?

—José Antonio considera que actualizar los acuerdos comerciales es benéfico para el país. Y el hecho de estar negociando al mismo tiempo con Europa, Asia y América del Norte, al mismo tiempo habla del compromiso de México para modernizar y tener mejores acuerdos para beneficio de mejores tratados.

FMI, comunicación permanente

—En el primer año de la próxima administración tendrán que recibir a la misión de expertos del FMI para renovar la Línea de Crédito Flexible ¿Planean renovarla? ¿Seguirá México con las fortalezas indispensables para contar con esta línea abierta de dólares en la cuenta del Fondo?

—Yo tengo un contacto permanente con Costas (Christou, jefe de la Misión para México en el FMI), yo vengo de Hacienda, servía de enlace con el FMI, y eso habla de mi historial y experiencia.

—¿Han estado en contacto con el FMI rumbo a las elecciones? ¿Les han planteado el proyecto económico del candidato Meade?

—El FMI busca dar la mejor asesoría posible a los gobiernos y en el caso de México, que está pasando un proceso electoral tienen la prudencia de acercarse a las campañas para tener ese acercamiento que les permitirá dar continuidad. No tiene nada de excepcional y tiene que ser normal que se junten los expertos con los equipos de las otras campañas. No es necesario presentarles ahora un planteamiento porque repito, mi comunicación con ellos es y ha sido permanente.

ymorales@eleconomista.com.mx