Bruselas- La producción de las fábricas de la zona del euro continuó durante este año su fuerte caída en el otoño boreal, lo que subraya que existe una débil demanda doméstica que podría prolongar la recesión en el bloque.

La producción industrial en los 17 países que comparten el euro cayó 1.4% en octubre tras descender 2.3% en septiembre, según datos divulgados este miércoles por la oficina de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat.

La cifra es mucho peor que el crecimiento de 0.2% que esperaban los economistas en un sondeo de Reuters.

Eurostat revisó la lectura de septiembre desde una cifra anterior que mostraba una caída de 2.5% en la producción industrial.

Los decepcionantes datos borran la sorprendente producción en las fábricas del bloque durante el verano europeo, cuando el sector industrial registró dos meses de ganancias moderadas, apoyando las previsiones de una tercera contracción trimestral en la economía de la zona euro durante el periodo octubre-diciembre.

Después de tres años de una crisis de deuda que ha llevado el desempleo a un nivel récord y que ha obligado a los gobiernos a recortar el gasto, la economía del bloque se ve atrapada en una espiral donde las familias no gastan y las empresas no están vendiendo, lo que ha obligado a recortar personal y ha provocado, por ende, un debilitamiento aún mayor del consumo.

"La demanda interna sólo se dará vuelta cuando la incertidumbre entre las empresas sobre el destino del euro se haya disipado, lo que llevará a aumentar la inversión nuevamente", escribió Ralph Solveen, economista de Commerzbank, en una nota de investigación.

Alemania, Francia e Italia, que representan dos tercios de la producción industrial de la zona euro, sufrieron una contracción en la producción de sus fábricas por segundo mes consecutivo en octubre.

ros