La producción industrial de Brasil se habría expandido levemente en noviembre debido a que los negocios evitaron incrementar inventarios ya altos, reduciendo la esperanza a una recuperación sostenida, mostró un sondeo de Reuters publicado el lunes.

La producción de fábricas y minas brasileñas creció en una cifra desestacionalizada de 0.5% en noviembre frente al mes previo, cuando se mantuvo estable, según la mediana de las previsiones de 18 economistas.

En comparación con el mismo período del año pasado, la producción industrial habría caído 4%, más que el retroceso del 3.6% de octubre, según la mediana de 13 pronósticos de analistas.

El estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) publicará el reporte de producción industrial de noviembre el jueves a las 1100 GMT.

La industria brasileña ha estado particularmente vulnerable a la desaceleración económica del país en los últimos años. La debilidad de la demanda del consumidor y una inflación persistentemente alta se suman a otros problemas de larga data, como impuestos altos y la escasez de mano de obra calificada, para los que los economistas no ven una solución a corto plazo.

"La producción industrial ha estado en declive desde el 2011 y para muchos sectores continuará este ajuste en la medida en que los inventarios permanecen altos, la demanda se reduce y el estímulo del Gobierno se retira", comentó Gustav Gorski, economista jefe de la empresa de administración de activos Quantitas, en Porto Alegre, Brasil.

"La confianza de las empresas permanece muy baja. Además de eso, el sector automotor sigue mostrando malas señales: reportes de medios indican despidos récord y vacaciones colectivas, que pesarán en diciembre y enero", escribió en una nota el economista jefe de Banco Pine, Marco Maciel.

Los pronósticos para la producción industrial mensual oscilan entre un alza del 1.4% a un declive del 1.5%, mientras que las estimaciones para el declive interanual variaron entre 3.3% y 4.9 por ciento.

abr