Derivado de los acuerdos reparatorios que ha alcanzado la Procuraduría Fiscal de la Federación con empresas que presentan irregularidades ante el fisco, esta instancia de la Secretaría de Hacienda ha logrado obtener 30,000 millones de pesos de diciembre del 2019 a la fecha.

En videoconferencia organizada por el Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe), el procurador fiscal, Carlos Romero Aranda, detalló que las empresas involucradas optaron por alcanzar el acuerdo con el fin de evitar una acción de índole penal en su contra, como ya lo permite la legislación actual, por lo que en los últimos meses se aceleraron los arreglos, especialmente de grandes contribuyentes.

“En lo que corresponde de diciembre del año pasado hasta ahorita que estamos en julio, tenemos 30,000 millones de pesos en acuerdos reparatorios que se han cubierto. Iniciamos con unas empresas que decidieron regularizar su situación fiscal en diciembre del año pasado a cambio de no verse emproblemadas (...) Tuvimos casos de grandes contribuyentes en estos (últimos) dos o tres meses”, explicó el procurador.

Hace algunas semanas, el gigante minorista Walmart informó el arreglo al que llegó con la autoridad para el pago de 8,070 millones de pesos para concluir asuntos fiscales y exhortó a las empresas a cumplir en tiempo y forma con el fisco, tal y como lo prevén este tipo de acuerdos.

Además, otras grandes empresas han logrado acuerdos con la autoridad ante el riesgo de iniciar acciones penales en su contra, como es el caso de IBM y Femsa, según lo informó el Ejecutivo.

El pasado 1 de enero entró en vigor la reforma penal fiscal, misma que equipara como delincuencia organizada la defraudación al fisco. En este contexto, Romero Aranda ha explicado en diversas ocasiones, que los contribuyentes con irregularidades fiscales han optado por alcanzar acuerdos con la autoridad ante el riesgo de tener consecuencias penales.

Los acuerdos reparatorios son un medio alterno de solución de controversias, con la finalidad de evitar consecuencias penales, pero con la obligación de cubrir sus adeudos fiscales sin llegar a una sentencia en un juicio penal.

Romero Aranda ha explicado que la intención no es fabricar delitos, sino exhortar a las empresas a que actúen dentro de la legalidad, por lo que ante la amplia probabilidad que tiene la Procuraduría Fiscal de ganar los juicios, los contribuyentes prefieren alcanzar un arreglo.

“Son casos totalmente fundados... Al ver que los asuntos están bien trabajados y fundados los delitos, algunos contribuyentes deciden cerrar el caso y firmar el acuerdo reparatorio. Estamos aplicando los medios alternos de solución de controversias”, explicó el procurador fiscal hace algunos días en una entrevista de radio.

En una denuncia por posible evasión al fisco, la Procuraduría Fiscal puede acusar no sólo al responsable en una empresa de la presentación de declaraciones o el pago de contribuciones, sino también puede señalar al Consejo de Administración y el juez puede ordenar hasta la disolución y liquidación de la persona moral.

Alta efectividad

Al ser cuestionado durante este foro virtual sobre la efectividad de la Procuraduría Fiscal en los juicios en los que entabla en materia penal fiscal, Romero Aranda, apuntó que en la actualidad esta instancia gana 92% de los procesos y en cuestión de amparos, dicho porcentaje es de 87 por ciento.

“Estos porcentajes varían mucho porque no tenemos la facultad de recaudar, no es nuestra obligación velar por la recaudación de los impuestos, nosotros lo que hacemos es obtener sentencias favorables donde se ordena la reparación del daño. Nosotros obtenemos esta sentencia y la enviamos al Servicio de Administración Tributaria, que ejerce el proceso coactivo”, comentó Romero Aranda.

El procurador destacó que la visión de esta administración es separar el poder político del económico, con la finalidad de que el comportamiento fiscal de los contribuyentes se realice dentro del marco de la ley.

“Los grandes (contribuyentes) no cumplían debidamente, las tasas con las que tributaban eran pequeñas, había casos de grandes contribuyentes que de 100 pesos que recibían pagaban menos de 1%, nosotros estamos subiendo esa tasa impositiva para que la carga se quede en México y no en otros países”, apuntó el funcionario.

Requisitos para llegar a un acuerdo reparatorio:

  • Cubrir el monto por el cual se presentó la denuncia.
  • Estar al corriente en todas sus obligaciones fiscales.
  • No volver a incumplir con obligaciones fiscales.
  • Publicar en un diario de circulación nacional que han cubierto obligaciones fiscales.
  • Pedir al público en general cumplir con sus obligaciones fiscales.
  • fuente: procuraduría fiscal de la federación.

[email protected]