El triunfo de Donald Trump en Estados Unidos produjo un virtual cierre, de manera paulatina, de los mercados de duda emergente. El costo de financiarse se espera que ascienda y en este contexto es que el gobierno de Argentina, con el nuevo ministro de hacienda, Luis Caputo, revisa el programa financiero para este año.

Las necesidades de financiamiento totales para el 2017 ascenderían a 70,600 millones de dólares y de acuerdo al Programa Financiero, éstas se cubrirían con:

  1. 41,100 millones de dólares de colocaciones de deuda en el mercado, donde 22,500 millones de dólares serían emisiones netas de bonos y 18,600 millones de dólares corresponderían a la refinanciación de vencimientos existentes (todo sector privado).
  2. 3,500 millones de dólares de ingresos provenientes del blanqueo.
  3. 26,500 millones de dólares de suscripciones de letras y títulos por parte de diferentes Agencias Públicas, Banco Nación y Anses (FGS) incluidos.

En el mercado estiman que los montos de la emisiones serán distintos a los previstos inicialmente por Argentina. Para Hernán Hirsch, director ejecutivo de FyEConsult se colocarán 23,000 millones de dólares en el mercado internacional, de los cuales 14,000 millones de dólares corresponden a colocaciones netas de bonos y 9,000 millones de dólares a refinanciación de las tenencias actuales.

En tanto se espera que 10,200 millones de dólares se coloquen en el mercado de deuda local, de las cuales 5,000 millones de dólares corresponderían a títulos netos a de bonos y 5,200 millones de dólares a refinanciación de títulos públicos.

Por último, Hirsch estima que se emitirán 7,900 millones de dólares de Letes en el mercado local, 3,500 millones de dólares neto y 4,400 millones de dólares por refinanciación. De este modo, el monto total de deuda a colocar previsto en el 2017 (local e internacional) es similar al monto colocado en el 2016, incluyendo lo emitido para cancelar el juicio con los holdouts (16,500 millones de dólares) , detallaron desde FyEConsult.