Antes de lograr una reforma fiscal, se requiere alcanzar un nuevo pacto social que nos permita resolver las diferencias y así poder superar el estancamiento estabilizador, coincidieron en afirmar catedráticos y economistas.

Durante el Seminario Igualdad y Desarrollo en México , organizado por la Cepal y la UNAM, establecieron que si bien existe el consenso de que se necesita aumentar los ingresos públicos a niveles de 15% del PIB, no sólo se requiere voluntarismo.

Rolando Cordera, economista y profesor de la UNAM, convocó a un pacto social ante la fractura que vivimos. Es necesario contar con un espacio público para dirimir nuestras diferencias, matizó.

Lo anterior se requiere antes de pensar en un pacto fiscal como una convocatoria que nos puede llevar al faltante en los eslabones de la cadena democratizadora.

En ese sentido, el investigador de la UNAM, Leonardo Lomelí, coin­cidió en que se requiere redefinir el papel del Estado con una reforma ciudadana.

Y después más que una modernización tributaria como lo recomienda la OCDE, necesitamos un pacto fiscal, ya que la primera nos daría solamente recursos para cubrir los pasivos contingentes.

Impuestos verdes

Fausto Hernández, director de la División de Economía del CIDE, lamentó que nos hemos dedicado a hablar de los impuestos al consumo olvidándonos de los gravámenes ambientales a la gasolina y emisiones de gases.

Nos estamos peleando por eso, cuando los ambientales nos pueden dar esos recursos , aseguró.

Juan Pardinas, director de Finanzas Públicas del Imco, estableció que somos uno de los países que recauda muy poco, mientras que los estados se comportan como los adolescentes que su papá les paga todo .

Si las entidades federativas hubieran ahorrado los excedentes petroleros durante la época de las vacas gordas , no hubiera sido necesario subir los impuestos.

Por eso, afirmó que el presupuesto es regresivo beneficiando a los extractores de la renta política.

Rodolfo de la Torre advirtió que los riesgos redistributivos del gasto podrían exacerbar a la sociedad tomando en cuenta que hay estados como Oaxaca, Veracruz y Quintana Roo con presupuestos regresivos y, una trasparencia y rendición de cuentas muy bajo.

En tanto que el director del Coneval, Gonzalo Licona, advirtió que en un país que no crece, se enfatiza la escasez y los niveles de desigualdad.

[email protected]