El presidente electo de Argentina, Mauricio Macri, dijo este miércoles a Reuters que en el 2016 podría haber un acuerdo con los fondos conocidos como "holdouts", que mantienen un prolongado conflicto judicial con el país por deuda impaga.

NOTICIA: Demanda de holdouts contra Argentina asciende a 8,000 mdd

"Sí, por supuesto", dijo Macri a Reuters cuando se le consultó si era posible un trato en el 2016 con los fondos también conocidos como "buitres".

El conflicto con los "holdouts", que se reavivó en el 2014 en la justicia de Estados Unidos, dificulta al país el acceso a los mercados internacionales de crédito en momentos en que Argentina está sedienta de divisas.

erp