Los fundamentales no han cambiado, a partir del método de precios objetivos, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) concluirá el 2010 en un rango de entre 38,000 y 40,000 unidades, esto a pesar de la incertidumbre que viven los mercados, resultado de la crisis griega, adelantan analistas de casas de Bolsa consultados.

Partiendo de que el precio objetivo de las emisoras se basa en crecimientos esperados de acuerdo con el comportamiento de la economía, las expectativas de éstas y el comportamiento histórico, el pronóstico del IPC es sostenible.

Aunque la condición actual del mercado es volátil, vale la pena recordar que a estas alturas del año pasado, el IPC perdía poco más de 2% y terminó con una ganancia de 43.52% observó, Carlos Ponce, director general adjunto de Análisis de Ixe.

Al cierre del viernes, el IPC cede 1.8%, en lo que va del 2010, para ubicarse en las 31,547.55 unidades.

Por su parte, Arturo Espinosa, director de Servicios de Análisis de Santander, aseguró que México es un mercado que ha sufrido relativamente poco la exposición a los problemas de Europa, dado que no hay un efecto directo, y la recuperación del país está ligada a la economía estadounidense, que ya muestra claros signos de recuperación.

Técnicamente, para que el IPC registre niveles superiores a las 38,000 unidades, las compañías que cotizan en el mercado y que componen al indicador deberán crecer a una tasa en su EBITDA de 10%, en un escenario de franca recuperación económica durante el año.

Hay que agregar que durante la primera mitad del 2010, las emisoras enfrentarán una base de comparación fácil asociada con el impacto negativo del final de la crisis que deberá originar crecimientos nominales importantes, aseguran analistas de Ixe.

Al cierre del primer trimestre del año, las 11 empresas de mayor importancia dentro del IPC, porque sus resultados operativos representan cerca de 83% del total del indicador, reportaron un repunte nominal de 12.16% en EBITDA.

Lo anterior revela la mejor condición que mantienen las empresas más importantes de la Bolsa respecto del resto de la economía en su conjunto.

Una baja sigue latente

Aunque Miguel Ángel Bacquerie Ocampo, especialista de Monex Casa de Bolsa, coincide en el pronóstico del IPC, y asegura que fundamentalmente no se le hacen descabellados esos niveles, dice que es muy diferente lo que en realidad podría suceder.

Al respecto, advierte que los patrones de precios que se están formando en el IPC, en un entorno de incertidumbre con muchos problemas globales, dan señales de baja más que de alza.

Por el potencial de baja que arrojan dichos patrones, podrías estar viendo un IPC negativo para el final del año , adelanta.

[email protected]

Termometro