El secretario de Hacienda y Crédito Público, Ernesto Cordero, afirmó que el diseño del presupuesto federal para 2012 no se verá afectado por intereses electorales, pues 'las discusiones presupuestales con el Congreso están blindadas de un alta responsabilidad'.

Entrevistado en el marco de una visita que realizó a la sede de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), el funcionario dijo que no será la primera vez que algunos participantes con intereses presidenciales negocien el presupuesto, pero no debe haber ningún problema.

'Ahí no ha pasado nada, todo se ha podido encauzar de manera muy constructiva y no debe haber problema', ya que la integración del presupuesto federal ha avanzado mucho en México, pues existe muy poco margen para la discrecionalidad, sostuvo.

Los proyectos de infraestructura responden a un programa nacional, la construcción de hospitales, de igual manera; las participaciones y aportaciones que reciben los estados están claramente especificadas, de manera que no hay espacio para favorecer a uno o a otro, dijo.

'No debe haber ninguna preocupación al respecto. Hay muy buenos economistas en México y mucha institucionalidad en la Secretaría de Hacienda', asentó.

Cordero comentó que los funcionarios del gabinete presidencial que han manifestado su interés por la candidatura presidencial en 2012 están atentos al desempeño de sus atribuciones y responsabilidades.

'En este sentido, me gustaría mucho platicar con el gobernador del Estado de México acerca de la visión económica que tiene del país y compartir puntos de vista. Creo que esto puede ser muy sano para todos', precisó.

De nueva cuenta no descartó en un eventual debate al jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, quien ha manifestado públicamente su interés por la candidatura presidencial y por participar en un ejercicio de reflexión.

'En eso estamos trabajando y platicaré con él. Es deseable una discusión pública sobre diversos temas. Debe ser una discusión a fondo, con visión de país; qué es lo que tenemos que hacer, hacia dónde tenemos que avanzar. Esto es sano para todos', indicó.

Respecto de la petición de algunos de sus compañeros de partido, como Josefina Vázquez Mota y Santiago Creel, de adelantar los tiempos de elección del candidato en el PAN, Cordero Arroyo dijo que él no comparte esa visión, pero será respetuoso de lo que el instituto político marque para el proceso interno.

Insistió en que no considera necesario renunciar a la Secretaría de Hacienda para ser aspirante a la candidatura presidencial, pues aseguró que en una realidad democrática como la del país no deben confundirse las cosas.

'Lo importante es que no se utilicen recursos públicos para hacer campaña. Lo importante es que no se confundan los roles, no hay conflicto de intereses', acotó.

DOCH