Ante la importancia que tiene el tema de sustentabilidad para los gobiernos, el sector empresarial, y después de los acuerdos de la Conferencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sustentable de Río+20, Global Reporting Initiative (GRI) se encuentra en la revisión de su cuarta guía para elaboración de informes de sostenibilidad.

La cuarta generación del GRI (G-4) atiende la necesidad de actualizar el marco de referencia que se tiene, dijo Ernst Ligteringen, director ejecutivo de GRI. En este momento, este borrador se encuentra en fase de comentarios hasta septiembre próximo y será en mayo del 2013 cuando se presente en la Conferencia Mundial de este organismo.

En la G-3, el GRI establece 47 indicadores principales y 32 adicionales de desempeño económico, ambiental y social. En la G-4 aún está en la definición de lo que se considerará como estándar; pero el asegurar la calidad como fuente de información y la segunda, la disponibilidad de políticas adecuadas para asegurar las prácticas.

No obstante, ahora en esta nueva edición se considera la incorporación de la cadena de valor que motivará que en estas prácticas se integren a sus proveedores, en donde sobresalen principalmente pequeñas y medianas empresas (pymes), afirmó Laura Iturbide, directora del Instituto de Desarrollo Empresarial Anáhuac (IDEA).

MÉXICO SE ADAPTA

En nuestro país, una de las adopciones de este tema más evidente es la implementación del índice de sustentabilidad (IPC Sustentable), dijo Jorge Alegría, director general adjunto de mercado e información de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

A través del IPC Sustentable, el objetivo es fomentar la adopción de políticas y sistemas en materia social, ambiental y gobierno corporativo. Aunado a estos resultados, se permite proyectar a las empresas sustentables a nivel global, así como ofrecer un portafolio de inversión de largo plazo.

[email protected]