MILAN.- Los planes para lanzar una agencia europea calificadora de crédito que compita con S&P, Moody s y Fitch están en una etapa avanzada y una nueva institución privada podría comenzar a operar este año, dijo a un periódico italiano el empresario alemán Roland Berger.

El fundador de la consultora Roland Berger dijo que esperaba que una nueva organización privada sin fines de lucro, mediante una fundación, pudiera estar lista "en el primer semestre o en los primeros tres meses del año", según informó el sábado el diario Corriere della Sera.

Berger, quien ha estado realizando gestiones ante Gobiernos europeos y compañías para obtener respaldo y financiamiento para una nueva agencia, espera haber recaudado en los primeros meses del año los 300 millones de euros en capital necesario de inversionistas europeos, dijo el periódico.

"El modelo propuesto es el de una agencia donde el servicio es pagado por los clientes, que tengan interés en recibir resultados confiables y objetivos", dijo Berger.

El socio de Roland Berger, Markus Krall, que tiene la tarea de establecer la agencia, dijo al semanario alemán Euro am Sonntag que la firma se diferenciaría de sus competidores mediante la aceptación de responsabilidades por sus análisis.

Esto significaría que los clientes potencialmente podrían reclamar daños de la agencia, lo que según Krall proveerá un "fuerte incentivo" para suministrar análisis precisos.

"Las calificaciones actualmente son, hablando legalmente, pura opinión y no están sujetas a ninguna (ley) de responsabilidad de productos", dijo Krall al periódico en comentarios publicados el sábado.

Las autoridades europeas han criticado a las agencias calificadoras Standard & Poor s, Moody s y Fitch durante la crisis de deuda de la zona euro, declarando que han sido excesivamente rápidas para rebajar las calificaciones crediticias de países endeudados de la UE pese a los rescates financieros y los programas de austeridad.

Este mes S&P rebajó las calificaciones crediticias de nueve países de la zona euro, despojando a Francia y Austria de sus preciadas notas AAA, pero no lo hicieron con Alemania, el principal pagador de las cuentas de la UE.

El plan de Berger para una nueva agencia calificadora, que será una firma incorporada en Holanda, ha recibido señales de apoyo de la Comisión Europea y de Gobiernos europeos, así como también de China y de algunos estados árabes, dijo el periódico.