El Banco de México (Banxico) dio a conocer que directivos empresariales mostraron su preocupación por la situación de las finanzas públicas a nivel estatal y municipal como riesgo de índole interno.

El director de Investigación Económica del banco central, Alberto Torres, explicó en conferencia de prensa que en una encuesta levantada por el banco central, los dueños de empresas o principales funcionarios privados consideraron que eso podría afectar las obras de infraestructura de su región.

En la encuesta también aumentó la percepción de la inflación anual debido, principalmente, por el alza de los precios de los productos agropecuarios.

Sin embargo, la principal inquietud sigue siendo el deterioro del entorno económico externo, sobre todo por el peligro de que se concrete el precipicio fiscal en Estados Unidos.

De ahí que en la zona norte y sur del país se observaron indicios de desaceleración en el ritmo de crecimiento económico, a pesar de que en el tercer trimestre la economía nacional sigue expandiéndose.

El funcionario explicó que en materia inflacionaria, entre julio y septiembre, el indicador general aumentó con respecto al trimestre previo y se ubicó por encima de la cota superior del intervalo de variabilidad alrededor de la meta establecida.

Pero a partir de septiembre se presentó un cambio de tendencia en las cuatro regiones, lo que confirma que fue un choque de carácter transitorio.

Los directivos entrevistados, agregó, están esperando que la economía siga avanzando en los próximos seis y 12 meses, aunque es probable que el ritmo de expansión se debilite. De acuerdo con los directivos, el crecimiento de las economías regionales estará impulsado principalmente por la demanda interna.

DÉBIL FINANCIAMIENTO

En el reporte se destaca que en el tercer trimestre del año, en general, el financiamiento a las empresas continuó expandiéndose.

Sin embargo, en las cuatro regiones del país con excepción del centro-norte, la señal de expansión se debilitó con respecto a la observada en el trimestre previo. Se establece que el financiamiento regional en los últimos años se ha sustentado en parte a la expansión del crédito, tanto de la banca comercial como de proveedores.

En la información recabada, se muestra que la mayoría de las empresas ha tenido acceso al financiamiento en los últimos 12 meses, siendo el más relevante el crédito de proveedores.

En una proporción importante, son recursos propios como origen lo que se complementa al crédito otorgado por la banca comercial.

Según Banxico, ambos tipos de crédito constituyen factores que han contribuido a la expansión de la actividad productiva del país.

[email protected]