En la primera encuesta del año que levantó el Banco de México entre analistas del sector privado, se refleja que aún sigue latente la preocupación por el entorno externo. Hasta ahora el ambiente político local no representa un obstáculo para el ritmo de la economía. Sin embargo, revivieron los temores por el crecimiento de la inflación.

Los especialistas ajustaron a la alza las expectativas inflacionarias de 3.69 a 3.79% y mejoraron el PIB de 3.23 a 3.33% como efecto de la ligera modificación que hicieron para la economía de Estados Unidos de 2.07 a 2.15 por ciento.

Ven que el precio de la mezcla mexicana de petróleo se cotizará en promedio en 97.03 dólares en el año. Ésta es la tercera ocasión en que suben las expectativas inflacionarias.

El nivel en que colocan al Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) es similar al que se proyectaba precisamente hace un año. De igual manera están pronosticando una mayor inflación para el 2013 de 3.57 a 3.64% y en un horizonte de uno a cuatro años está en 3.61 por ciento.

Prevén que el tipo de cambio cierre en 13.14 pesos por dólar, cuando en la encuesta pasada los especialistas lo ubicaban en 13.15 pesos por dólar.

MENOS EMPLEOS

Mejoraron sus expectativas para el PIB, no ven lo mismo en materia de generación de empleos. Hace un mes estimaban que el número de asegurados al IMSS sería de 559,000 trabajadores y ahora creen que será de sólo 549,000. Para el 2013 tampoco el panorama es del todo positivo al pasar de 567,000 a 522,000 registros. La mayoría espera que en la primera parte del año crezcan los salarios con respecto al segundo semestre del 2011.

[email protected]