La preocupación sobre la sostenibilidad de la deuda pública de Grecia, Portugal y España guiará el sentimiento de los inversionistas hacia la segunda parte del año, coincidieron analistas financieros.

Estrategas de Morgan Stanley esperan más reestructuras de deuda al margen de la de Grecia. Sitúan en los países de la periferia de la eurozona los mercados de mayor riesgo: de Portugal, Italia, Grecia y España.

En análisis separados, Saxo Bank y Bank of America-Merrill Lynch precisaron que la debilidad de la estructura productiva de España, por ejemplo, limitará las posibilidades de generar la riqueza suficiente para cumplir sin contratiempos sus vencimientos de deuda; es decir, la viabilidad financiera depende de la recuperación económica, precisó Steen Jakobsen de Saxo Bank.

De acuerdo con el experto, cada punto porcentual del PIB que España ajusta en sus finanzas públicas se traduce en una contracción de la economía de medio punto porcentual del Producto Interno Bruto.

Para el equipo de investigación económica del BofA–ML, encabezado por Marcos Buscaglia, los problemas de España se centran en los fundamentales de la economía, lo que es más preocupante .

El riesgo radica en que el tamaño del Mecanismo Europeo de Estabilidad carece del volumen suficiente para garantizar la sostenibilidad de un mercado del tamaño de España.

En cuanto al riesgo en Portugal, de acuerdo con analistas de Citi, éste tiene que ver con su situación financiera, pues el gobierno luso no será viable fiscalmente sin una quita parcial de su deuda, de entre 35 y 50 por ciento.

La de Grecia fue de 53.3% en los bonos soberanos en poder de inversionistas privados. Para Citi, la decisión de promover el rescate de Portugal no podrá pasar del primer trimestre del 2013, cuando tienen los mayores vencimientos.

Para Barclays Capital, la capacidad de Portugal para financiarse en los mercados en el corto plazo es el primero de los problemas que enfrenta aquel gobierno.