Es muy temprano para medir el impacto de las subastas de dólares activadas la semana pasada, en la cotización del peso frente al dólar, advirtió el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens.

Pero hizo referencia a la experiencia anterior, de octubre del 2011 al mes de abril del 2013, para anticipar que este mecanismo suele funcionar bien para liberar de presiones al tipo de cambio.

Al término de su participación en la entrega del Certificado de Industria Limpia Nivel de Desempeño 2, al que se hizo acreedora la fábrica de billetes, comentó que igualmente es pronto para anticipar si será necesario aumentar el monto de dólares a subastar.

El pasado 8 de diciembre, la Comisión de Cambios anunció la reactivación del mecanismo de subasta de dólares para participar discrecionalmente en el mercado cambiario, mismo que fue suspendido en abril del 2013.

La Comisión de Cambios, integrada por el Banco de México y la Secretaría de Hacienda, explicó que ofrecerán 200 millones de dólares diariamente mediante subastas de dólares que forman parte de las reservas internacionales.

Pero sólo se completará la asignación cuando la paridad presente una depreciación que supere 1.5% respecto del tipo de cambio Fix, entre sesiones.

Riesgo inflacionario

De acuerdo con Carstens, el seguimiento que están dando en el Banco de México al tipo de cambio tiene que ver con el efecto que puede tener en el cumplimiento de su mandato, que es preservar el poder adquisitivo.

En la medida que el tipo de cambio pudiera afectar a la inflación, obviamente es algo que nos ocupa y nos fuerza a reaccionar , aseveró.

Las autoridades redujeron el monto de dólares a subastar respecto del ofrecido en el episodio anterior, de 400 millones de dólares a 200 millones.

Y también ajustaron la regla de asignaciones, desde una depreciación entre sesiones, superior a 2% que activaba el mecanismo en noviembre del 2011, al deslizamiento de 1.5% que detonaría la venta a partir de hoy.

Analistas coincidieron en que la señal que intenta emitir la Comisión con estos cambios es que hay liquidez suficiente incluso si reduce la depreciación que activará al mecanismo.

[email protected]