El peor de los escenarios para la economía mundial está por activarse. Es poco probable que se pueda aplazar la subida de impuestos y la serie de recortes al gasto público que llevarán a la economía de aquel país a un abismo fiscal, lamentó el Deutsche Bank (DB).

Desde Nueva York, el economista senior para Estados Unidos del DB, Carl Riccadona, refirió que el costo de llevar hasta el último minuto del año un acuerdo legislativo para prolongar la reactivación de algunos impuestos congelados desde la administración de George Bush se ha presentado ya.

La incertidumbre se ha traducido en órdenes de compra paradas en las empresas y en decisiones de inversión que también se mantienen congeladas , observó.

Previo a su conferencia anual, advirtió que hasta ahora los mercados han sido increíblemente complacientes con Estados Unidos, pero tendrán una reacción muy fuerte si no se asume un compromiso, como ya lo ha anticipado la agencia de calificación Fitch, advirtió.

Estimó que el impacto más severo del abismo fiscal se sentirá en el primer semestre del año, teniendo el efecto más visible en la destrucción de plazas laborales.

Si no se resuelve se traducirá en una recesión en la primera mitad del año , afirmó.

El impacto recesivo que tendría en EU, el llamado abismo fiscal, se sentirá con un par de meses de diferencia en la economía global, dijo.

En ausencia de un acuerdo político que desactive una serie de aumentos de impuestos y recortes de gastos en sectores relevantes como defensa, se reducirá el déficit fiscal de ese país en 607,000 millones de dólares (4% del PIB, según la Oficina de Presupuesto del Congreso) y se presionará la liquidez disponible para los contribuyentes empresariales y consumidores.

ACUERDO LIGHT

En su opinión, hay otro escenario que es igual de probable que ocurra, éste es que los legisladores difieran un mes más el cobro de impuestos tal como están operando ahora, para darse tiempo a la discusión y eventuales acuerdos sobre la fórmula que iría estabilizando la situación fiscal del gobierno, lesionando lo menos posible a la economía real. Además, recordó que la fecha clave para elevar techo de endeudamiento de Estados Unidos es en marzo.

IMPUESTOS DETERMINANTES

Este miércoles, se retomaron las conversaciones tras el descanso que asumió el Congreso de EU por la Navidad y restarían cuatro días para alcanzar un acuerdo político que difiera la subida de tasas gravables como la del ISR empresarial, que ha sido determinante para incentivar las inversiones.

Tal como lo explicó KPMG, en el 2009, la tasa del ISR empresaria de EU fue recortada de 39.6 a 35% para las personas morales, con el objeto de impulsar la inversión y la generación de empleos.

[email protected]