Los precios minoristas uruguayos subieron 8.26% en el 2014, superando por cuarto año consecutivo la meta de inflación, pero estuvieron en línea con las previsiones del mercado, informó el lunes el Gobierno.

El Banco Central del Uruguay había fijado para el año pasado un rango meta de un alza de los precios de entre 3 y 7%, el que se mantendrá en el 2015.

En diciembre, los precios cayeron 0.53% frente a noviembre, por descuentos en la tarifa de electricidad y la cuota de salud.

El Ministerio de Economía y Finanzas había previsto en su presupuesto anual del 2014 una inflación de 8.8 por ciento.

El mercado esperaba que Uruguay terminara con un aumento de los precios del 8.24%, con una caída mensual de 0.52% en diciembre, según una encuesta del banco central entre analistas.

La inflación había sido de 8.52% en el 2013.

El alza de los precios ha sido una preocupación para el Gobierno uruguayo, que desde marzo recurre a bajas de algunas tarifas públicas y descuentos al Impuesto al Valor Agregado (IVA) para contenerla, luego de que en febrero alcanzó una tasa anual de 9.82%, la más alta en una década.

En diciembre, la vivienda permitió mantener acotada la inflación, con una caída de 6.25%, debido principalmente a una baja del costo de la electricidad de 21.87% por una plan que premia con descuentos el menor consumo doméstico.

La salud, por su parte, retrocedió 3.33% en el último mes del año por una caída de 11.27% en el pago de asistencia médica personal.

En contrapartida, los alimentos subieron 0.98% por mayores precios en carnes y verduras.

abr