Economía

Lectura 4:00 min

Precios elevados son temporales, afirma Powell

Avatar de Agencias

Por Agencias

Legisladores republicanos lo cuestionan, las familias se enfrentan a alzas de precios en vivienda, alimentos, gas y electrodomésticos.

El presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, prometió el miércoles un “respaldo poderoso” para completar la recuperación económica de Estados Unidos desde la pandemia del Covid-19, pero se enfrentó a duras preguntas de legisladores republicanos preocupados por la reciente aceleración de la inflación.

En su testimonio ante la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, Powell comentó que confía en que las recientes alzas de precios estén asociadas con la reapertura de la economía por lo que se diluirán, y que la Fed debería estar centrada en conseguir que vuelva al trabajo el mayor número de personas.

Cualquier movimiento para reducir el apoyo a la economía, desacelerando primero las compras mensuales de bonos por 120,000 millones de dólares por parte del banco central estadounidense, “aún está muy lejos”, dijo Powell, en un momento en que millones de personas que trabajaban antes de la crisis siguen sin haber regresado a la fuerza laboral.

“Las lecturas de alta inflación son para un pequeño grupo de bienes y servicios directamente relacionados con la reapertura”, indicó Powell, un lenguaje que refleja que no ve necesario apresurar el cambio hacia una política monetaria postpandémica.

Ann Wagner, congresista republicana por Misuri, puso en duda esa conclusión, transmitiendo algo que probablemente será reiterado por muchos legisladores mientras la inflación siga acelerándose: sus electores están preocupados.

En una audiencia previa en febrero “usted reiteró que los picos de precios eran temporales. Puedo decirle que las familias y empresas que represento no sienten que estos picos de precios sean temporales”, señaló Wagner.

A lo cual Powell respondió que “los datos han sido más altos de lo esperado y deseado, pero aún son consistentes con un periodo temporal de precios más elevados”.

Pero Wagner replicó “es la vivienda, los electrodomésticos, los precios de los alimentos, el gas”, en una señal de lo que podría convertirse en una creciente presión política sobre la Fed para que se ponga más estricta con la inflación si continúan las alzas de precios.

Por su parte, Anthony González, republicano por Ohio, se pronunció contra un nuevo marco de la Fed que tiene como objetivo fomentar un mayor empleo al permitir que la inflación exceda “de forma moderada” el objetivo de 2% “durante algún tiempo”.

“¿Cuánto tiempo es algún tiempo?”, cuestionó González, al argumentar que las políticas actuales de la Fed pueden estar haciendo poco para fomentar el empleo en un momento en que los empleadores están publicando un récord de puestos de trabajo.

“Depende”, respondió Powell, poniendo de manifiesto el dilema que enfrenta si los precios se siguen acelerando. “En este momento, la inflación está muy por encima de 2% (...) La pregunta para el Comité (Federal de Mercado Abierto) será dónde nos dejará esto en seis meses”.

En los comentarios de Powell destacó que excluirá cualquier mención de los riesgos para la recuperación económica de la variante Delta del coronavirus, asegurando que el banco central espera fuertes ganancias laborales “a medida que las condiciones de salud pública continúen mejorando”.

Economía de EU mejora

Ayer también se publicó el Libro Beige de la Reserva Federal, en donde se afirma que la actividad económica de Estados Unidos sigue fortaleciéndose con un crecimiento de “robusto a moderado”.

De acuerdo a este informe, que se publica dos semanas antes de la próxima reunión de política monetaria, la Fed observó “un crecimiento por encima del promedio” en los sectores de transporte, turismo, industria manufacturera y servicios no financieros.

De las 12 regiones de la Fed, siete mencionan que registran una “fuerte alza de precios (...) “la mayoría espera nuevos aumentos en los costos de producción y en los precios de venta en los próximos meses”.

La principal causa del alza de precios es un cúmulo de cuellos de botella en las cadenas de aprovisionamiento, que se extendieron “causando escasez de materiales y mano de obra, retrasos en las entregas y stocks menguados para muchos productos de consumo”, añadió el reporte.

Aunque las perspectivas para la demanda mejoran, muchos de los participantes del estudio “expresaron incertidumbre, incluso pesimismo” sobre una mejora de estos problemas de abastecimiento, advierte el reporte del banco central.

El aumento de empleos es aún “ligero o modesto” en tres cuartas partes de las regiones.

Las dificultades para encontrar mano de obra continúan y deberían durar hasta inicios del otoño, según el Libro Beige.

valores@eleconomista.com.mx

Conéctate con nosotros.

Recibe nuestro newsletter diario con los contenidos destacados.

Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad.