Los precios de importación en Estados Unidos registraron su mayor caída en casi dos años y medio en noviembre ante un derrumbe de los costos de productos derivados del petróleo, suprimiendo las presiones inflacionarias externas.

El Departamento del Trabajo informó este jueves que los precios de las importaciones bajaron 1.5% el mes pasado, en el mayor declive desde junio del 2012, tras una reducción del 1.2% en septiembre.

Noviembre marcó el quinto mes consecutivo de declives en los precios de las importaciones.

Economistas consultados por Reuters esperaban una baja del 1.8% en los precios de las importaciones para el mes pasado. En 12 meses a noviembre, los valores registran una caída del 2.3 por ciento.

erp