Los precios al productor en Estados Unidos repuntaron más de lo esperado en julio, pero la tendencia general de la inflación mayorista se mantuvo moderada en medio de señales de que la recuperación de la economía del impacto del Covid-19 es aún vacilante.

El Departamento del Trabajo dijo el martes que su índice de precios al productor para la demanda final se incrementó un 0.6% el mes pasado, después de descender 0.2% en junio.

En los 12 meses a julio el índice declinó 0.4%, después de un descenso de 0.8% en julio.

Economistas encuestados por Reuters habían anticipado que el IPP subiría un 0.3% en julio y disminuiría un 0.7% sobre una base interanual.