Los productores mexicanos enfrentaron, en diciembre del 2019, el menor incremento de precios para un cierre de año desde hace un lustro, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En diciembre, el Índice Nacional de Precios al Productor (INPP), incluido petróleo, registró un aumento mensual de 0.47%, mientras que a tasa anual, se ubicó en 1.01% (0.55%, con la anterior metodología), el menor nivel del que se tiene registro para un diciembre.

Por grupo de actividades, las primarias —aquellas relacionadas con la agricultura, cría y explotación de animales, así como el aprovechamiento forestal, la pesca y la caza— registraron una disminución en sus precios de 4.22% anual.

En tanto, el sector relacionado con los servicios —la actividad terciaria— mostró una variación anual de 3.08 por ciento. “El mayor dinamismo en servicios es posible que se derive de que ellos tienden a ser intensivos en mano de obra, por lo que están expuestos a ajustes en salarios”, explicó Alejandro Saldaña, subdirector de Análisis Económico de Ve por Más.

Entre los servicios con mayor variación, destacaron los de esparcimiento cultural y deportivos y otros servicios recreativos con 5.64%; los servicios educativos, con 4.87%, y los servicios de salud y asistencia social, con 4.11 por ciento.

Por su parte, otros servicios, excepto actividades gubernamentales, mostraron un incremento de 3.56%; seguidos de los transportes, correos y almacenamiento, con 3.24%; servicios de alojamiento temporal y de preparación de alimentos y bebidas, con 3.19%, y los servicios profesionales, científicos y técnicos, con 2.54 por ciento.

Asimismo, los servicios inmobiliarios y de alquiler de bienes e intangibles aumentaron en 2.43%, mientras que los servicios de apoyo a los negocios y manejo de residuos y desechos y servicios de remediación, 1.71%, y la información en medios masivos, 1.60 por ciento.

Respecto a las actividades secundarias, las cuales engloban las industrias, registraron un avance de tan sólo 0.35%, ello por la disminución en los precios de dos de las cuatro industrias que componen a la actividad.

En este sentido, la minería registró una tasa negativa de 0.27%, mientras que la construcción de 0.05 por ciento. En el otro extremo, la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y gas por ductos mostró un incremento anual de 1.64% y las industrias manufactureras de 0.40 por ciento.

[email protected]