Los precios al productor de Estados Unidos se incrementaron sólidamente en octubre, impulsados por el aumento de los costos de la venta minorista de gasolina y vehículos de motor, lo que sugiere que la alta inflación podría persistir durante un tiempo en medio de problemas en las cadenas de suministro relacionados con la pandemia.

El Índice de Precios al Productor para la demanda final subió un 0.6% el mes pasado después de ganar un 0.5% en septiembre, dijo el martes el Departamento de Trabajo. En los 12 meses a octubre, el IPP aumentó un 8.6% después de una ganancia similar en septiembre. Economistas consultados por Reuters esperaban un avance del IPP de un 0.6% mensual y un 8.7% interanual.

"La aceleración de la inflación estadounidense podría no desvanecerse tan rápido como se pensaba, en particular para las empresas debido a los problemas de la cadena de suministro global", dijo Ryan Sweet, economista senior de Moody's Analytics en West Chester, Pensilvania.

"La elevada inflación está aumentando la presión sobre la Reserva Federal, pero no han mostrado señales de ceder, ya que soportarán una inflación más alta para que el mercado laboral vuelva al pleno empleo rápidamente".

Más del 60% del aumento del IPP el mes pasado se debió a un alza del 1.2% en los precios de los bienes, que siguió a un avance del 1.3% en septiembre. La subida del 6.7% en los precios de la gasolina representó un tercio del incremento de los precios de los bienes. Hubo aumentos en los valores del diésel, el gas y el combustible para aviones, así como en las resinas plásticas.

Los precios de los alimentos al por mayor cayeron un 0.1% mientras que el costo de la carne de vacuno se desplomó un 10.3 por ciento. Los precios de las camionetas de motor liviano bajaron tras un cambio en la composición del sector.

Los servicios subieron un 0,2% el mes pasado tras un avance similar en septiembre. Un repunte del 8.9% en los márgenes de la venta minorista de automóviles y repuestos representó más del 80% del alza en los servicios. El costo de los servicios de transporte y almacenamiento se incrementó un 1.7 por ciento.

También se registraron ganancias en los precios al por mayor de prendas de vestir, calzado, transporte de carga en camiones, venta al por menor de alimentos y bebidas alcohólicas, atención ambulatoria hospitalaria, así como maquinaria, repuestos y suministros para equipos. Pero las comisiones por gestión de cartera cayeron.

Excluyendo los componentes volátiles de alimentos, energía y servicios comerciales, los precios al productor subieron un 0.4 por ciento. El denominado IPP subyacente ganó un 0.1% en septiembre. En los 12 meses a octubre, el IPP subyacente acumuló un alza de un 6.2%, tras el avance del 5.9% a septiembre.