Los precios al consumidor en Estados Unidos subieron en octubre luego de dos meses consecutivos de bajas, debido a un alza en el costo de la gasolina y de otros bienes, en una aparente señal de que la presión de la fortaleza del dólar y el petróleo barato sobre la inflación está empezando a disiparse.

El Departamento del Trabajo dijo el martes que su Índice de Precios al Consumidor (IPC) subió 0.20% el mes pasado, revirtiendo la baja de 0.20% de septiembre.

NOTICIA: Es hora de que la Fed suba sus tasas: Banorte

En los 12 meses hasta octubre, el IPC se elevó 0.20%, tras permanecer sin cambios en septiembre. Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban un alza de 0.20% del IPC en octubre y un avance de 0.10% en la comparación interanual.

La modesta alza en la inflación el mes pasado podría ofrecer más respaldo a las expectativas de analistas de que la Reserva Federal suba las tasas de interés en diciembre.

frm