Los precios al consumidor en Estados Unidos registraron su mayor avance en casi cuatro años en enero debido a que los hogares pagaron más por gasolina y otros bienes, lo que sugiere que las presiones inflacionarias podrían estar aumentando.

El Departamento del Trabajo informó este miércoles que su índice de precios al consumidor subió un 0.6% el mes pasado tras avanzar un 0.3% en diciembre.

El incremento del IPC en enero fue el mayor desde febrero del 2013. En los 12 meses hasta enero, el IPC subió un 2.5%, el mayor incremento interanual desde marzo del 2012. El IPC registró un avance de 2.1% en el año hasta diciembre.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que el IPC subiera un 0.3% el mes pasado y un 2.4% en la comparación interanual.

erp