De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), los productores en México enfrentaron, al cierre del año pasado, un incremento en sus precios que no se veía desde el 2017, lo cual puede presentar un riesgo para la inflación a los consumidores, consideraron analistas.

El Índice Nacional de Precios al Productor (INPP), incluyendo petróleo, presentó un incremento mensual de 0.54% en diciembre y a tasa anual de 10.26%, su mayor nivel desde marzo del 2017, cuando aumentó, en promedio, 10.67 por ciento. De esta manera, los precios a los productores se aceleraron por cuarto mes consecutivo.

“El INPP ascendió a 10.26% anual, su mayor variación desde el 2017 ante el repunte en los precios de materias primas, como el petróleo y el cobre, al mismo tiempo de que los costos de otros insumos y servicios de transporte siguen elevados”, señaló Alejandro Saldaña, subdirector de Análisis Económico de Ve por Más.

Apuntó que la inflación al productor en bienes y servicios destinados al consumo interno se presionó a 6.93% anual.

El alto nivel en la inflación a los productores, alertó Alejandro Saldaña, genera el riesgo de que estos precios, en algún momento, sean traspasados al consumidor, por lo que la inflación – ya en niveles altos– tendría un alza.

Los mayores incrementos

Al interior del reporte, se observó que el mayor incremento anual de precios se dio en las actividades primarias. Los productores dedicados a estas actividades observaron un aumento anual, en promedio, de los precios de 14.55%, mientras que en su comparación mensual el avance fue de 0.86 por ciento.

Las actividades secundarias, por su parte, presentaron un aumento mensual de 0.28%, y de 13.04% a tasa anual, con la minería mostrando los mayores aumentos (35.17% anual).

“Parte del problema han sido los aumentos en precios de los insumos ante disrupciones en las cadenas de suministro. Esto se puede apreciar al observar que los precios al productor de bienes intermedios, de las actividades secundarias, aumentaron 19.36% en el año”, dijo en redes sociales Jonathan Heath, subgobernador del Banco de México (Banxico).

Alza de 4.46% en precios de servicios

En el caso del sector terciario, uno de los más golpeados durante el confinamiento, el aumento de los precios fue de 4.46% anual y de 1.00% mensual.

Dentro de estas actividades, las relacionadas al transporte, correo y almacenamiento registraron la mayor alza anual (8.55%), mientras que los servicios de alojamiento temporal y de preparación de alimentos y bebidas mostraron una inflación de 7.45 por ciento.

Los precios a los productores han presentado alzas debido a los cuellos de botella que se han formado en las cadenas de suministro a nivel global, además de los incrementos en los precios de materias primas.

ana.martinez@eleconomista.mx