Los precios del petróleo subieron el viernes casi 4% tras un sorpresivo repunte de la actividad manufacturera de China y señales de avances en las negociaciones comerciales entre Washington y Pekín.

El referencial internacional Brent ganó 2.07 dólares, o un 3.5%, a 61.69 dólares por barril, pero acumuló un descenso semanal de cerca de un 0,4%. El West Texas Intermediate avanzó 2.02 dólares, o un 3.7%, a 56.20 dólares por barril, pero perdió 0.8% en la semana.

Las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China avanzaban bien y Washington apunta a firmar un acuerdo inicial este mes, dijeron altos funcionarios del gobierno de Donald Trump, ofreciendo tranquilidad a los mercados mundiales tras casi 16 meses de disputa arancelaria.

Un sondeo de Reuters mostró que los precios del crudo se mantendrían presionados este año y el próximo. La consulta a 51 economistas y analistas estimó que el Brent promediaría 64.16 dólares por barril en el 2019 y 62.38 dólares el próximo.

Otro sondeo Reuters indicó que la producción de los miembros de la OPEP se recuperó en octubre desde un mínimo de ocho años, con un rápido aumento del bombeo de Arabia Saudita tras los ataques de septiembre contra su infraestructura, que compensó pérdidas en Ecuador y recortes voluntarios pactados.

La actividad manufacturera de China se expandió inesperadamente a su mayor ritmo desde 2017, lo que aumentó el optimismo sobre la salud de la segunda economía mundial.

Los inventarios de crudo de Estados Unidos subieron en 5.7 millones de barriles en la semana terminada el 25 de octubre, muy por sobre las expectativas de analistas de un aumento de apenas 494,000 barriles.