Al cierre de septiembre el subsidio a la gasolina alcanzó los 168,198 millones de pesos, cantidad que supera a lo que significó entre enero y septiembre del año pasado cuando fue de 116,117 millones de pesos, según da cuenta el Informe Trimestral de las Finanzas Públicas.

Además dicho subsidio rebasa a los 37,951 millones de pesos que se tenían programados para ese ese periodo. La secretaría de Hacienda explicó que debido a que el precio promedio de la venta al público de las gasolinas y diesel fue menor al precio productor de Pemex, implicó una recaudación negativa del impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS).

La dependencia dio a conocer que al cierre del tercer trimestre las finanzas reportaron un déficit de 175,914 millones de pesos.

Además, los saldos de los fondos de estabilización al 30 de septiembre del presente año sumaron 65,683millones de pesos.

Durante enero-septiembre del 2012 el gasto programable del sector público presupuestario sumó 2 billones 189, 144 millones de pesos, lo que significó un incremento real de 7.8% en comparación con el mismo periodo del año anterior.

PIB CON CRECIMIENTO MODERADO

La secretaría de Hacienda destacó en el informe que se proyecta que durante el tercer trimestre del 2012 el valor real del Producto Interno Bruto (PIB) tuvo una expansión anual de alrededor de 3.3 por ciento.

Explicó que la evolución de los principales indicadores macroeconómicos señala que en ese periodo la economía mexicana continuó en proceso de expansión. El ritmo de crecimiento se moderó como consecuencia de la desaceleración de la demanda externa, expuso.

La producción industrial de los Estados Unidos siguió perdiendo dinamismo, lo que repercutió en el avance de las exportaciones no petroleras. De manera más general, la recuperación de la actividad económica global y sus perspectivas para los siguientes trimestres se debilitaron y persistió una incertidumbre elevada debido a la frágil situación fiscal y financiera de varios países industriales.

Pero por otro lado, la demanda interna continuó creciendo a una tasa elevada. El crecimiento del consumo y de la inversión del sector privado se sustentó en la expansión del empleo formal y del otorgamiento de crédito. Además, la inversión pública permaneció en un nivel elevado, destacó.

[email protected]