Tras la aprobación del Presupuesto de Egresos del 2018, ahora México requiere potenciar la inversión a través de medidas “oportunas, preventivas y decididas” para elevar el crecimiento económico por arriba de 4% anual, exhortó Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

“México ha tomado las decisiones correctas en los últimos años y, ahora, debe seguir por ese camino. Y debemos insistir: la orientación del gasto público tiene que ser, haciendo más énfasis hacia potencializar la inversión privada, para que podamos alcanzar 25% del Producto Interno Bruto en este rubroque nos permita entonces garantizar una plataforma de crecimiento continuo arriba de 4%”, expresó el líder empresarial a través de su mensaje semanal La Voz CCE.

Castañón dijo que el trabajo del Congreso aún no termina, de modo que urge que se presente una iniciativa, se discuta y se apruebe la Ley General de Mejora Regulatoria. México requiere que las empresas y los emprendedores enfrenten menos obstáculos para crecer, crear y generar nuevos negocios.

“Es impostergable que los tres órdenes de gobierno trabajen en el diseño de trámites sencillos, menos onerosos y más eficientes. La regulación, los trámites, no pueden ser un obstáculo para la creación de valor y la generación de empleos en nuestro país”, señaló el empresario.

El presidente del CCE conminó a que, a lo largo del próximo año, el gobierno continúe tomando medidas que aumenten la disciplina fiscal, pues a pesar de que la economía muestra señales de fortaleza, también es importante que se mitiguen algunos riesgos, como la volatilidad del tipo de cambio o las tasas de interés, que podrían reducir las estimaciones de crecimiento realizadas en este paquete económico.

“Necesitamos medidas oportunas, preventivas y decididas para conservar una economía estable que facilite el crecimiento y el desarrollo de las familias mexicanas”, demandó.

Nuestro país requiere de un mejor ambiente de negocios para que la economía crezca y la sociedad alcance mejores niveles de bienestar. Por lo cual, dijo, es fundamental que se discutan reformas en materia de seguridad pública e impartición de justicia: especialmente leyes que establezcan un modelo para las policías estatales, así como la Ley de Seguridad Interior.

Para el empresariado del país, las legislaciones son indispensables si queremos consolidar un pleno Estado de derecho, con policías mejor capacitados y una mayor certidumbre jurídica para los ciudadanos y las fuerzas del orden.